jueves, 19 de septiembre de 2013

Las cosas que me gustan hacer en Caracas...


Un año sumando kilómetros a mi favor

A mis amigas de @ChicasqCorren 
por ser inspiración.
A ti, por ser mi motivación 
 
Un año. Vaya, la verdad que cuando decidí comenzar a correr pensé que sería por un par de semanas y que lo dejaría como lo he hecho con los doscientos cursos de inglés en que me he inscrito. O que sería más efímera que promesa de año nuevo.

Hoy, cuando me pregunto qué me ha mantenido con los ánimos para continuar sumando kilómetros, tengo múltiples respuestas según el escenario donde me lo pregunten. 

- La noche antes de la carrera, les diré: “No sé, no sé por qué lo hago. Esto de madrugar un domingo sin guardia cuando uno lo que quiere es dormir empiernao hasta las 12 del mediodía. Es un castigo.” 

- En la mañana, antes de arrancar, mi respuesta será: “No sé, no sé por qué hago esto. Tengo dolor de barriga. Me sudan las manos. Como si fuera la primera vez que corriera. ¡Por Dios, qué arranquen!” 

 - Si me detienen en el kilómetro 8, les aseguró que les diré:” No sé, no sé por qué me estoy haciendo esto. Es casi masoquismo. Aquí donde me ves me estoy muriendo. Cristo, cuándo falta.”

- Si me agarran en la meta, me saldrá algo así como: “¡Lo logré! Soy una tipa arrechí (…) Me duele todo, pero lo hice.” Uno sale de allí sintiendo que se va a comer el mundo. Que no hay reto que sea más grande que tú. Así de exagerado. Claro, después te sale hielo y acetaminofen para sobrevivir. Pero lo lograste. 

 - Si me preguntan en un momento de reposo, respondería que corro porque ha sido una manera de retarme a mí misma; porque me ha ayudado a ganar disciplina por primera vez en la vida; porque me ha servido a enfocarme en el “aquí y en el ahora”, pues en la medida que más pienso en cuánto falta más rápido me agoto; porque me ha servido para repetirme una y mil veces “no te impacientes, vas a llegar”; porque ese masaje mental que supone repetirte en el trayecto “si puedo, si puedo, tú puedes dar un poco más de ti” me ha traído hasta acá. 

Sueno como un libro de autoyuda ambulante. Lo sé. ¿Pero ustedes preguntaron por qué lo sigo haciendo, no? Allí mis respuestas.

Salú, por este primer año. Y sigamos sumando muchos kilómetros más ;) #Reto21K



Mirelis Morales Tovar
@mi_mo_to 
Fotos: José Colón // ChicasqCorren


3 comentarios:

  1. Nunca he participado en una carrera, pero cuando corro por cuenta propia, a lo sumo una hora, me repito las mismas cosas, en especial lo de "soy masoquista", pero al final te sientes genial y es una de mis alternativas de escape de esta Ciudad.

    ResponderEliminar
  2. Correr también es otra manera de vivir la ciudad...

    ResponderEliminar
  3. Hola, Nati. Te invito a que corras una carrera. La verdad, es una gran experiencia. La energía que sientes al estar al lado de tanta gente y ver otra visión de ciudad. Y si, uno es masoquista, pero con gusto jeje
    Nunca mejor dicho, Aurora ;)

    ResponderEliminar