lunes, 20 de diciembre de 2010

Las cosas que me entristecen en esta ciudad...








Adiós, al novio de Caracas


"William Niño murió llevándose en la cabeza una Caracas habitable". Zapata


A William Niño Araque le vi en muchos sitios, situaciones, pautas y épocas, pero el telón común siempre fue Caracas. Para hablar sobre la instalación del Museo Leander en el Parque del Este, en foros sobre el destino de La Carlota, para tratar el terrible problema de la movilidad en la capital, para conversar sobre las fachadas del centro de Caracas y siempre para combatir acciones ominosas en contra del patrimonio de la capital. Incluso recuerdo que me sorprendió tropezarme con su nombre como jurado de algún evento del Miss Venezuela, donde se le nombró como "El novio de la ciudad".
En todos esos actos estaba. Con su voz nasal. Con sus gafas de pasta y su hablar desenfadado con los periodistas de la fuente Ciudad. Nuestras últimas conversaciones, hace más de un año, fueron sobre un proyecto para analizar la carretera Panamericana y sus posibilidades. "¿Has pensado que los niños que nacieron en los barrios aledaños no tienen la idea de lo que es un parque, un mobiliario urbano, que su vida depende de una pasarela?", me preguntó.
Me relató también la experiencia de su programa de radio junto al arquitecto y escritor Federico Vegas. Me dijo emocionado: "Le ponemos una banda sonora apropiada al tema. Por ejemplo, hablamos de Plaza Venezuela y el tema musical de cierre es Giro de Fito Páez. ¿No te parece maravilloso", contó emocionado.
No tuvo pegas en reconocer la rehabilitación de parte de El Silencio y felicitar a las autoridades de turno cuando se movilizó a los buhoneros de los espacios públicos del centro. "Quien quiera que haga algo bueno por Caracas merecerá siempre mi agradecimiento, sin importar su color político". Así de llano lo dijo a los reporteros e incluso en la televisión, donde invitó a los caraqueños a recorrer el casco histórico.
Con su partida, Caracas pierde a un conocedor profundo de sus orígenes, un observador perenne y crítico de sus fenómenos, a un ciudadano que sentía verdadero dolor y conmoción ante sus desgarres, un amante de las experiencias positivas del valle. Que la semilla de sus iniciativas por la ciudad hayan quedado sembradas en quienes quieran una Caracas distinta, verde, amable.

Briamel González Zambrano


Fotografía: Natalia Brand para el-universal.com. Asistente de fotografía: Anita Carli. Fotoilustración: Gabriel Naranjo, publicada originalmente en La Caracas de William Niño Araque.

lunes, 13 de diciembre de 2010

Las cosas que descubro en esta ciudad...



Se busca a FE*
Le vengo siguiendo la pista desde hace unos seis meses. Y no por loca, sino porque me encanta su trabajo. Este chico -bueno, o chica no sé- que firma con las letras FE se ha encargado de empapelar la ciudad con las obras de Van Gogh, Matisse, Degas y Picasso. Algo maravilloso, si se considera que lo único que decora las calles de Caracas es propaganda política o pintas de grafittis. En un post que publiqué en mayo les hice una galería con varias de sus obras que estaban -en pasado, porque ya las quitaron-ubicadas en Chuao y en el bulevar de El Cafetal. Ahora, ha vuelto a hacer de las suyas en los muros de Las Mercedes. Incluso, con unos esténciles parecidos a los de Ergo, pero hechos con papel periódico. Su trabajo es demasiado interesante. Si usted lo conoce o tiene alguna idea de cómo ubicar a FE, escríbame que lo ando buscando para agredecerle lo que hace por esta ciudad.
*PD: La recompensa se las debo :D



Mirelis Morales Tovar
@mi_mo_to

miércoles, 8 de diciembre de 2010

Las cosas que otros ven en esta ciudad...

La otrora Caracas...

Había una vez una gran ciudad. Un lugar admirado por muchos. Envidiado por otros. Era la cuna de la modernidad. Un terreno fértil para nuevas ideas, para crecer, para vivir, para soñar. Esa urbe quedó registrada en este documental que realizó Creole en 1956 para captar mano de obra estadounidense y que descubrí gracias al urbanista Enrique Larrañaga. Me dio nostalgia ver lo grande que fuimos, lo maravillosa ciudad que proyectábamos ser y en lo rezagados que nos quedamos.

***

Viajé a Caracas en avión, por supuesto, aterrizando en Maiquetía, justo sobre las costas el Caribe. Luego, comenzamos a subir la montaña a través de una de las vías más impresionantes del mundo, la autopista. Nos tomó apenas unos veinte minutos subir hasta los mil metros de altitud en que se encuentra Caracas.

De repente, estábamos en la ciudad. Está sentada sobre un valle estrecho, justo detrás de las montañas sobre la costa. El área central está dominada por el Centro Simón Bolívar, un edificio parecido al Radio City, sólo que las super-autopistas pasan a través y por debajo de él.

El chofer me dio una vuelta por la ciudad. Me mostró los nuevos desarrollos hacia el Este, donde hace apenas 10 años había plantaciones de café y caña de azúcar.

Usan muchísimo color en los edificios. A veces sólo como decoración y otras por efecto artístico: mosaicos gigantes de seis o diez pisos de altura.

Algunas áreas residenciales son casi futuristas pero otras son tan tranquilas que te parece estar en otro mundo.

Desde que llegué he estado estado estudiando español; estoy escribiendo esta carta en un receso entre clases, pero mañana es dominfo y espero ver más de la ciudad.

Ya te dije lo moderna que es Caracas. Bueno, si el resto de la ciudad es moderna van a tener que inventar una nueva palabra para describir la Universidad Central: créeme, no tiene nada que ver con las universidades del Ivy League. La Ciudad Universitaria es uno de los lugares impresionantes de Caracas, otro ejemplo de la prosperidad que el petróleo ha traído a Venezuela.

La Universidad no es sólo ella misma, sino que es parte de la ciudad y le ofrece muchas cosas, desde un Hospital hasta hermosos estadios de fútbol y béisbol.

Los caraqueños se siente especialmente orgullosos de sus proyectos de vivienda para bajos ingresos. Grandes edificios de apartamentos, incrustados en las colinas; no hay nada como esto en nuestro país.

Pero algunas cosas son justo como en nuestro país: las nuevas secciones de negocios; las vitrinas llenas con mercancía comprada de Estados Unidos y la apariencia conocida de todos los carros americanos, para no mencionar el tráfico...

Traducción: Enrique Larrañaga

jueves, 2 de diciembre de 2010

Las cosas que otros escriben de esta ciudad...



***
Conocí un personaje maravilloso de esta ciudad gracias al trabajo periodístico de mi amigo Jonathan Gutiérrez. Y no quería dejar de compartirlo con ustedes. Se trata de Arthur Kahn. Un perfecto desconocido, si nos remitimos sólo a su nombre. Pero si miramos más allá, veremos que el genio de este hombre centenario modeló parte de la arquitectura de Caracas. Aquí un abreboca de su perfil publicado en la revista Todo en Domingo. Espero que se enamoren de su historia tanto como yo...

Los 100 años del último moderno
En un sillón de cuero está sentado Arthur Kahn. Está cumpliendo 100 años. Es arquitecto, tal vez uno de los más importantes del sigo XX en Venezuela. Sin embargo, muy pocos conocen su trabajo. Arthur Khan diseñó el Pasaje Zingg, el emblemático Edificio Altamira de la Plaza Francia, el del Instituto Anatomo-Patológico del conjunto de la Ciudad Universitaria de la UCV, el célebre Hotel Nacional. También la primera etapa del IVIC (Instituto Venezolano de Investigaciones Científicas), el edificio BECO-Blohm de la esquina de Puente Yánez, la Torre Aco de Las Mercedes, entre otros íconos de Caracas. A pesar de una obra tan relevante, son casi inexistentes los registros de su trabajo en los libros de histpria de la arquitectura en Venezuela. Todavía hay quienes se preguntan quién es Arthur Kahn.
Jonathan Gutiérrez
Fotos: Efrén Hernández
Texto escrito para la Revista Todo en Domingo
Versión completa http://www.el-nacional.com/

lunes, 29 de noviembre de 2010

Las cosas buenas que se hacen en esta ciudad...




Patineteros hallaron
su "tierra prometida"
Eran los dueños y señores de la Plaza Miranda. No había banco que no fuera de ellos. Ni baranda o escalera que no tomaran para deslizar su patineta. Así, poquito a poquito, los patineteros fueron desplazando a los vecinos y demás visitantes de aquel espacio concebido para el uso de todos, con la excusa de no tener un lugar para practicar su deporte.
Sacarlos de la Plaza Miranda tampoco era una solución. De allí que la Alcaldía de Sucre decidió reunir a los patineteros para plantearles la construcción de un parque, con su asesoría. No sería la salida del problema más expedita, pero el resultado al menos complacería a todas las partes por igual.
"A mitad del año pasado comenzamos las reuniones", comentó Carlos Ocariz, alcalde del municipio Sucre. "En un momento se planteó dividir la plaza en dos, pero los patineteros no estuvieron de acuerdo porque sentían que iban a quedar encerrados como en un gallinero. Entonces, se propuso crear un espacio nuevo sin que ello implicara su salida de la plaza. Así, con su ayuda, logramos el mejor parque del país y el más grande. Un sitio digno para los patineteros", acotó.
El espacio, que se inaugura el 30 de noviembre, cuenta con 1.000 metros cuadrados. En esa área -de dimensiones hasta ahora impensables para este colectivo- los patineteros contarán con lo necesario para practicar su hobby: un gran ávalo, rampas, rieles, barras, entre otros. Aparte, dispondrán de seguridad y de la atención de Proteccion Civil Sucre.
Brian Frincheltub, director de Juventud Sucre, afirmó que la entrada al parque será gratuita, que no habrá restricción de edad y que el espacio estará abierto de lunes a viernes de 10 de la mañana a 9:00 de la noche, mientras que el fin de semana funcionará de 10 de la mañana a 10:30 de la noche. "Queremos que sea un espacio de inclusión. Por eso no habrá restricción en cuanto a edad ni sector. Pero sí exigiremos que quienes practiquen lo hagan con sus protectores. Aparte, no se permitirá ningún tipo de vicio".
Si bien el parque fue diseñado para los patineteros, su uso no será exclusivo para quienes disfrutan su vida montados en una tabla con ruedas. El parque también servirá para que los grafiteros y las nuevas bandas de hip hop o rap encuentran refugio en su tierra prometida.
****


Petare ahora es territorio Pop
No sé si comparten conmigo esta opinión, pero me pareció una gran idea que la Alcaldía de Sucre bautizara el concierto que realizó el domingo con el nombre Petare Pop Festival. La asociación del nombre de la barriada con un evento tan recordado como lo fuera el Caracas Pop Festival, a mi juicio, ayuda a romper un poco ese vínculo con la violencia, la muerte, la delicuencia que rodea la popular zona de Petare. El concierto resultó una excusa perfecta para asociar Petare a una idea positiva y convertirla en territorio Pop. La estrategia no parece aislada. La denominación del equipo Deportivo Petare -otrora Deportivo Italia- también viene a ayudar a limpiar esa imagen de la popular localidad al relacionarla con el sano esparcimiento. ¿Ustedes que opinan?

Mirelis Morales Tovar
@mi_mo_to
Texto escrito para el Diario El Nacional

domingo, 21 de noviembre de 2010

Las cosas que otros inventan en esta ciudad...


Epa, es contigo abusador

Me topé con una campaña de cultura ciudadana que quiero compartir con ustedes. Forma parte de las ideas del concurso Caracas+Bonita. Incluso, es la favorita entre todas las propuestas. La desarrolla @Martha_G_Tavera, quien se ha dado a la tarea de hacer una galería de abusadores en su Facebook. Aquí les dejo la presentación de su propuesta. Y si quieren apoyarla voten en http://caracasmasbonita.ideascale.com/ O dejen su comentario. Lo importante es no ser indiferente

***

Hace 4 meses empecé a trabajar por una Valencia más bonita, retomando la campaña del Sr. Renny Ottolina, “Señale al abusador”.

No sé si soy yo, pero en todos lados me encuentro abusadorcitos. En la calle hay los que se colean, los que te TOCAN corneta para que te comas la luz, los que no le dan paso al peatón, los que no respetan los pasos peatonales, los que cuando llueve mojan a los que van caminando, los que dan la vuelta en U donde les provoco, los que van corriendo por el hombrillo, los que se meten por el canal contrario para “ahorrarse” la cola, los que se comen la flecha, los que se estacionan así tenga un aviso de NO PARE, y estos por nombrar algunos casos de abusadores al volante. Es común encontrarse abusadores en todos lados.

En vista de que no hay ley que castigue a los ABUSADORES, decidí hacer una mano con la palabra abusador para señalarlos públicamente. En Venezuela, pasar pena pesa más que la multa, así que abusador que me voy encontrando, abusador que voy señalando y si puedo le tomo una foto.

Me he ganado sonrisas, insultos, besos, señales y pare de contar, pero sé que el mensaje llega mejor que por cualquier otro medio que haya intentado.

Tengo un grupo en facebook llamado “Señale al ABUSADOR” donde publico las fotos de los abusadores que me encuentro en la vía. OJO No tomo fotos mientras manejo, la mayoría son en colas o en semáforos, la idea es dar ejemplo del abuso para que las personas lo vean y capten el mensaje de que la situación de la foto es un abuso y no lo cometan. Es un grupo abierto donde pueden montar sus fotos si así lo desean y opinar sobre los otros casos de abuso que allí se postean.

En twitter pueden seguir mi campaña en #señalealabusador. Trato de hacer un resumen de los abusadores que me encuentro cuando salgo.

Los que estén interesados en unirse a la causa "Un PAIS libre de ABUSADORES" me pueden enviar un correo a lacosamuestra@gmail.com y les envió el archivo con la manito para que la impriman y comiencen a cazar abusadores. Además de contribuir a mejorar el caos es muy divertido! Yo lo estoy haciendo en Valencia, podemos trabajar en conjunto para lograr una Venezuela más bonita!

Sí se puede.

@Martha_G_Tavera

domingo, 14 de noviembre de 2010

Las cosas que reflexionamos en esta ciudad...



Seguid el ejemplo que Renny nos dio
No tuve la oportunidad de conocerlo. Ni en persona ni en televisión. Si acaso llegué a Amador Bendayán y ya había pasado su etapa de oro. Pero me llama la atención que aún hoy no hay nadie que me hable mal de usted. Todo el mundo comenta sobre su show, sus comerciales, su rectitud, su credibilidad y sobre todo, sobre sus campañas de conciencia ciudadana.
Me dicen que usted promovía el buen uso del rayado peatonal, del semáforo y que la gente le hacía caso. Vaya, Renny eso sí que era una proeza. Me dio tanta curiosidad saber cómo eran esos mensajes que busqué uno en YouTube y me conseguí con éste donde compara sutilmente el comportamiento de las vacas con el del peatón.
Es un mensaje muy didáctico, con un lenguaje claro y nada despectivo, aún cuando podría pensarse que pretende decirle a la gente “ganado”. Me gusta que no intenta decirle a la gente directamente cómo debe comportarse ni los instas a actuar de esta u otra manera. Usted solamente deja en el aire una reflexión: “sienta que la única cerca válida para usted es la de su propia inteligencia”. Y que los demás interpreten lo que quieran.
¿Por qué me inquieta la efectividad de tu campaña 40 años después? Porque veo con preocupación que aquí se hacen campañas de conciencia ciudadana y nadie las acate. Ya no es un tema de repetición. Pues en todos lados se lee o se escucha que respetes el espacio público, que no dañes el mobiliario urbano, que no botes basura, que respeta el rayado, que no cruces la raya amarilla y nada. Pero es que le digo NADA, NADA.




A los venezolanos no nos gusta que nos corrijan, por lo visto. No aceptamos las sugerencias con humildad, ni reconocemos la falla. Para nosotros, todos los demás están actuando mal y por eso nos atrevemos a corregir al otro –de buena o mala manera, eso no importa-. Pero la culpa NUNCA será nuestra. No sé si será por eso que las campañas de conciencia ciudadana no calan. Me hubiese gustado saber su opinión.
Pero bueno… Lo cierto es que me puse a sondear a la gente para saber por qué sus campañas de conciencia ciudadana sí eran exitosas y estas fueran las respuestas que recibí: “@ponterf @mi_mo_to por la credibilidad de Reny y un mensaje sencillo y que nos tocaba a todos”; “@ElviaGomezR @mi_mo_to Era otro país, las puertas no se cerraban de día, la Policía era respetada y los maestros iban a clases con saco y corbata”; “@ElaFerris Porque se sabía hacer y recibir la crítica constructiva”.
¿Acaso necesitamos una persona con credibilidad que nos vuelva a instruir? ¿Estamos renuentes a ser reeducados? ¿Por qué nos cuesta tanto actuar como debe ser?

Ay, Renny al menos no estás aquí para ver en qué nos convertimos.

Mirelis Morales Tovar

jueves, 4 de noviembre de 2010

Las cosas que inventamos en esta ciudad...




Caracas:Ciudad Positiva
Lo que comenzó como un simple intercambio de fotos entre twitteros amantes de la ciudad, pasó a ser un ejercicio de ciudadanía que tomó por nombre CIUDAD POSITIVA. La iniciativa, que se promovió a través de este blog, no es más que un concurso de fotografía amateur para honrar a Caracas, en el año de su aniversario 443.
El reto que nos propusimos fue centrar la mirada –tan sólo por un minuto- en el lado amable de la ciudad. En aquello -natural o construido- que nos caracteriza como urbe o que haga diferente a Caracas del resto de las ciudades del mundo.
41 caraqueños –unos de nacimiento, otros de corazón– se animaron a participar en el concurso CIUDAD POSITIVA y con su cámara inmortalizaron el lado amable de la ciudad en 83 hermosas fotografías.
Las mejores fueron seleccionadas por los fotógrafos Roberto Mata, Nicola Rocco y Gabriel Osorio, quienes alabaron el trabajo de Branimir Caleta, Héctor Ordóñez, Ernesto Galindo, Caritza Campo y Pepe Aldana
Las imágenes ganadoras se imprimieron en 100 libretas en honor a la ciudad, las cuales serán entregadas el 12 de noviembre en los espacios del Centro Cultural Chacao como parte del cierre del concurso CIUDAD POSITIVA.
Este ejercicio de ciudadanía, de verdad, no hubiese sido posible sin ustedes y sin el valioso apoyo del Concejal Metropolitano Alejandro Vivas, Cerveza Zulia, el taller de fotografía de Roberto Mata, el Centro Cultural Chacao, el restaurante Lola y la emisora Hot 94.
Gracias a todos por desear una CIUDAD POSITIVA
Nos vemos el 12 de noviembre!!!
Mirelis Morales Tovar
@mi_mo_to


domingo, 31 de octubre de 2010

Las cosas que otros inventan en esta ciudad...




Ya les había adelantado algo... Ahora les explico quienes están detrás
de la campaña de amor por Caracas
***
Al mejor estilo "I Love NY"
Se ven pocas en la ciudad. Unas cuantas están adheridas en las viejas casetas telefónicas, otras tantas están pegadas a los postes. Algunas se pierden en muros o en señales de tránsito. Pero allí están las calcomanías del grupo Taller de Bicicletas con su mensaje “I Love CCS”, haciendo recapacitar a los caraqueños sobre lo necesario de querer a Caracas. Y eso es lo importante.
A diferencia del famoso logo de Milton Glaser “I Love NY”, el corazón caraqueño está herido por tres impactos de bala. Un detalle que –sin palabras- habla mucho de la violencia con que se vive en la capital. Pero que a pesar de ello, llama a amar la ciudad y a reflexionar sobre la necesidad de rescatar la sensación de seguridad.
“La campaña I Love CCS va a favor de una ciudad más segura. Es una manera de ratificar nuestro amor por una ciudad que necesita más de su ciudadanía”, afirmó Douglas Barrios, profesor con especialidad en Arte Público, quien junto a sus estudiantes de la Universidad José María Vargas formó el grupo Taller de Bicicletas, con la idea de hacer ciudad a través del arte.
La primera experiencia la vivieron en noviembre de 2009, cuando participaron en el evento Urbanitas que se realizó en la Plaza Millenium de Los Dos Caminos. Allí hicieron algunas intervenciones temporales con el objetivo de promover el rescate del espacio público, perdido a causa de la inseguridad. Durante una segunda ocasión, aprovecharon los tantos pendones que suelen ensuciar la ciudad y los transformaron en piezas de arte para recrearle las colas a quienes transitan por la Cota Mil.
Ahora, conjugan esa actividad con la campaña I Love CCS, que sirve de preámbulo para lo que serán sus próximos inventos urbanos. Así, por ejemplo, hace una semana arrancaron con su campaña de intriga en algunos espacios de la ciudad muy concurridos como el bulevar de Sabana Grande y el casco Central, para llamar la atención de los transeúntes y anunciar lo que sería su siguiente intervención.
Esta vez, el escenario fue el casco histórico de Petare, donde el sábado 30 de octubre se dedicaron a reciclar otro lote de pendones para hacer de ellos obras gráficas, que sirvieran para cambiarle la cara a esta zona popular. Allí, estuvieron a partir de las 9:00 de la mañana en compañía de estudiantes, artistas, ciudadanos y juntas comunales, con el apoyo de Cultura Sucre. El próximo año vendrán con más. Sólo tiene que estar atento si encuentra nuevas calcomanías de I Love CCS. Igual puede revisar el trabajo de estos chicos a través de su grupo en Facebook Taller de Bicicletas y sumarse como voluntario si así lo desea. “Queremos hacer ciudadanía. Rescatar a una ciudad que se ha perdido por la violencia. Aquí hay muchas cosas que se pueden hacer”, afirmó García. Entonces, ¿se anima?
Mirelis Morales Tovar
@mi_mo_to

jueves, 28 de octubre de 2010

Las cosas que uno tiene que ver en esta ciudad...



Lo que queda del Metro...

Rescato este texto a propósito de las declaraciones del ministro Garcés y del nombramiento del presidente número 11 del Metro en lo que va de revolución

****

Visitar los talleres del Metro de Caracas es ver las entrañas de la empresa de transporte. Es estar en el corazón. Es presenciar la decadencia y sentir dolor por lo que dejó de ser lo que se conoció como la Gran Solución para Caracas.
Allí no hay presidente del Metro que te engañe con comentarios positivos sobre las mejoras del sistema. En los talleres se evidencia de forma cruda y dura las consecuencias de las equivocadas administraciones (y que conste que son bastante, porque por la empresa han pasado 10 presidentes en 10 años) y de la falta de mantenimiento por problemas presupuestarios.
Se observan gusanos de acero inmovilizados sobre rieles y a merced del agua, sin importar que su incidencia ayude a corroer aún más sus piezas, al punto de convertirlo en simple chatarra. Unidades “canibalizadas” por la propia empresa para “parapetear” las que circulan a duras penas por la Línea 1.
Un trabajo publicado por la periodista Migdalis Cañizales revela que, de los 85 trenes que funcionan en las cuatro líneas, 11 están inmovilizados, lo que representa 13% de la flota. De los 48 trenes que deberían operar en la Línea 1, sólo funcionan 41 y en las horas picos se habilitan entre 36 y 39.
Fuentes del Metro han informado que al menos 35 trenes presentan fallas. Ello explicaría por qué se habla que actualmente el sistema registra 100 minutos de retraso en promedio. “Según el informe de operaciones de marzo, se pierde 10% del horario de operación”, se lee en el trabajo de Cañizales.
En los talleres, ningún trabajador se impresiona de ver casi 200 motores en el suelo a la espera de ser reparados. Se ha vuelto cotidiano. Tampoco se horrorizan de ver unidades sin puertas, sin ventanas, con piezas incompletas… Poco pueden hacer al respecto. Pero les duele y así lo manifiestan quienes tienen años laborando en el Metro. “Es lamentable ver cómo se ha deteriorado una empresa emblemática, donde nos formamos como profesionales”.
Es tanta la desidia que hace unos días los trabajadores observaron la presencia de unos bidones que presuntamente contenían aceite desechable proveniente del mantenimiento y resultó que los pipotes contenían una mezcla tóxica, que requirió de la presencia de los bomberos. Pero en vez de removerlos, fueron ocultados tras una carpa. Hasta que finalmente fueron trasladados de forma improvisada.

Triste es lo que se vive en el Metro y más lamentable es que nadie actuó para evitarlo...

Mirelis Morales Tovar

Fotos: @mi_mo_to y cortesía

martes, 26 de octubre de 2010

Las cosas que otros inventan en esta ciudad...

¿Qué opinas de la campaña ILoveCCS?

Las cosas que otros ven en esta ciudad...

Sabana Grande: punto de encuentro
Siempre es interesante conocer la visión de otras personas sobre Caracas. Puede que la mía sea demasiado romántica para algunos. Por eso me encanta descubrir lo que otros observan de Caracas y compartirlo con ustedes para que juntos nos formemos una idea de ciudad. Aquí les presento un interesante trabajo sobre el Bulevar de Sabana Grande, realizado por Vanesa Racenis. Es largo, pero vale pena tomarse el tiempo de conocer la historia de este emblemático corredor peatonal. Más ahora que está en un proceso de rehabilitación. De paso, aprovecho para dejarle la página del proyecto para que también le den un vistazo y se enteren de la transformación de este espacio público. www.vivesabanagrande.com

Sabana Grande. Punto de Encuentro. Caracas, Venezuela. from Vanesita Racenis on Vimeo.

miércoles, 20 de octubre de 2010

Las cosas que nos enseñan otras ciudades...




Una ciudad para soñar
Cartagena... ¿Cuánto no podríamos aprender de ti? Conocerte fue observar -en vivo y directo- la materialización de la voluntad política, del interés por el bien común y del amor por la ciudad. Suena muy romántico, pero qué hago si eso fue lo que me trasmitiste. El lema de tu alcaldía me lo dijo todo: “Trabajamos por una sola Cartagena”. Waoo. Ni te cuento cómo se vive en una ciudad fraccionada, porque no vale la pena que lo sepas.
Por curiosidad, leí el plan de desarrollo que han diseñado para ti. Me conmovió leer que uno de los objetivos de la municipalidad es “Construir una ciudad para soñar” y “Recuperar la confianza de la ciudadanía en el Gobierno". ¿Cómo? El primer propósito a través de proyectos urbanos que hagan la vida más digna, un ambiente urbano bajo control, programas de seguridad y actividades para recuperar la identidad, la memoria y la imaginación. El segundo, a través de programas de contraloría social y corresponsabilidad denominados “El Alcalde somos todos y todas” o “Los impuestos se invierten en lo que toca”.
Y, de hecho, eso se ve reflejado en tus calles. Tu ciudad amurallada es un ejemplo de cómo se puede revalorizar un espacio para el beneficio de todos. No sólo con miras al visitante, sino para el disfrute de los propios habitantes y el provecho de los comerciantes. Qué hermosas se ven tus casonas rehabilitadas y convertidas en espacios de esparcimiento sin perder su identidad colonial. Qué lindo sería ver así a La Pastora, El Hatillo o El Casco Histórico.
Ay Cartagena, tenemos mucho que aprender de ti.
Mirelis Morales Tovar
@mi_mo_to

lunes, 4 de octubre de 2010

Las cosas que odio de esta ciudad...



Ciudad del miedo

En memoria de Eduardo Hernández

34 personas murieron este fin de semana. Y eso según los datos que se hacen públicos. Da igual para algunos. Número más, número menos. ¡Qué más da! Gracias a Dios, no hay familia ni conocido involucrado, dicen por allí. Pero que distinto cuando dentro de esa cifra hay una persona cercana. Que vulnerables nos sentimos. Que rabia (por no decir otra cosa) le agarramos a esta ciudad del miedo.
Vivimos todo el tiempo esperando una muerta violenta. O al menos un robo, un arrebatón, un mínimo susto que nos haga aferrarnos a la vida. Así vivimos en Caracas. Con sobresalto, con incertidumbre, con sospecha del sujeto que camina detrás de nosotros. Caminamos con el rabillo del ojo clavado en quien tenemos al lado. Manejamos con el teléfono escondido bajo la pierna y con la cartera en el asiento trasero para evitar un golpe en el vidrio que exija entregarlo todo.
Sacamos dinero del cajero con la sospecha de que quien está atrás o afuera nos asaltara al cruzar la calle. Salimos de noche con la incertidumbre de no saber si volveremos. “Mucho cuidado por allí”, te dice mamá antes de salir. “Mira que la calle está muy peligrosa”, agrega antes de que salgas y se persigna al cerrar la puerta. No exagero. Así vivimos o sobrevivimos en esta ciudad. Sin calidad de vida. Sin la más mínima sensación de seguridad. Es la ciudad de la furia. La ciudad donde reina el miedo.
No hay respeto a la vida, pero tampoco al dolor. Y eso es lo más triste. La muerte del general retirado de la GN arrebató de algunos lectores comentarios tan miserable (y perdonen la palabra) como “GN...el honor ni se divisa...otro contrabandista más...” Qué importa si era GN, qué importa dónde vivía. Era un ser humano. Tenía familia, hijos, planes, sueños... La violencia, la intolerancia, el miedo está acabando con lo poco que nos pertenecía: el respeto a la vida.

Mirelis Morales Tovar

martes, 28 de septiembre de 2010

Las cosas que nos enseñan otras ciudades...

¡Quiero un video así para Caracas!

Las cosas que me enamoran de esta ciudad...



La nueva Sabana Grande

Si. Estás observando el Bulevar de Sabana Grande. El mismo que alguna vez recorrimos en la infancia en época de Carnaval o en la búsqueda de algunas telas más económicas, según la creencia de nuestra mamás. El mismo que estuvo invadido por comerciantes informarles y que se degeneró en un espacio intransitable, luego de haber sido el paseo peatonal más importante de la ciudad. Aquel donde hacían vida muchos intelectuales, poetas, músicas y pare usted de contar.
Pues si. Lo que ven es la cara renovada del Bulevar de Sabana Grande, a partir de las obras que viene realizando Pdvsa La Estancia. Si se fijan, los adoquines han cambiado de color. Ya no hay tonos gris y rojos, sino un degradé de grises. Que si tienen oportunidad de ver desde arriba muestra un movimiento al mejor estilo de los mosaicos de Copacabana. El pavimiento cuenta incluso con unas baldosas guías para las personas con discapacidad visual, que le indican la dirección y le alertan sobre la existencia de servicios.

Ahora, el corredor cuenta con más espacio para el peatón porque se sustituyeron las pérgolas. A cambio se colocaron mesas y tolditos para disfrutar de un buen café. Asimismo se instalaron bancos nuevos y se incluyeron obras de arte en el paseo principal. Incluso, se colocaron materos en los postes y ahora muero por ver cuando se conviertan en enredaderas.
De verdad, es muy grato observar la trasformación que ha sufrido este espacio público, luego de haberlo visto morir en manos de la buhonería. Claro, aún falta mucho por hacer. La seguridad es un tema primordial. Es importante que el visitante se sienta seguro caminando por el bulevar. Sería bueno una mejor oferta cultural. Así como diversificar la actividad comercial. Aparte, se requiere de una mayor conciencia ciudadana de los visitantes para preservar ese espacio y exigir que se reactive. Pero vamos paso a paso. Hasta ahora, se ha avanzado mucho en Sabana Grande y la ciudad lo agradece.

Mirelis Morales Tovar
Fotos: Carlos "Caque" Armas

lunes, 20 de septiembre de 2010

Las cosas que nos enseñan otras ciudades...


Tijuana, la otra
De los buenos ejemplos hay que aprender. Y Tijuana está dando muestras de que sí es posible transformar la imagen de una urbe teñida de violencia. Leer las líneas de Oscar Medina sobre la campaña El Verdadero Cartel de Tijuana, nos reconcilia con la posibilidad de un cambio de ciudad. ¿Qué esperamos? Aprendamos de Tijuana
------------------------------------------------------------------------------
Usted dice Tijuana y de inmediato saltan balas, vicios, mafias y cuanto bicho malo pueda generar la imaginación. Esa ciudad allá tan lejos, en la violenta frontera mexicana, tan al lado del “sueño americano” pero tan pesadilla en el imaginario global, carga desde hace muchos años con la peor fama posible.
Méritos ha hecho suficientes para consagrar su leyenda negra que, se podría decir, nació alrededor del ya mítico Casino Agua Caliente, inaugurado el 23 de junio de 1928 y convertido en encumbrado aliviadero de la sed de empresarios gringos de toda ralea y, especialmente, de estrellas de Hollywood aburridas de la veda de alcohol impuesta en territorio estadounidense en aquellos años secos.
Ahí estaba Tijuana. Estaban sus cantinas, sus burdeles y estaba el Casino, adonde podían llegar en vuelos desde San Diego y Los Ángeles. Y por allí pasaron a trabajar, dicen, Rita Hayworth cuando todavía era Rita Cancino, Laurey y Hardy, Buster Keaton, y se embriagaban en el póker y la ruleta gente como los hermanos Marx, Clark Gable, Johnny Weissmuller y Bing Crosby.
Y si todo comenzó de manera tan feliz y festiva, en 1938 la orden gubernamental de cerrar los casinos mexicanos fue casi como decretar la muerte de la ciudad. Pero la II Guerra Mundial vino al “rescate”: en la vecina San Diego se instaló una de las más importantes bases navales de Estados Unidos, y esos marines ansiosos de farra impulsaron la gestación de un agitado circuito de bares en Tijuana. Y luego los matrimonios y divorcios “al vapor”, la fácil circulación de pastillas y otras yerbas de los años sesenta y así, hasta el desarrollo del narcotráfico y su abominable rastro de sangre.
Una de las tantas cosas curiosas de Tijuana, además de los burros pintados como cebras que ves en la avenida Revolución y el Disney de la prostitución que es su zona de tolerancia, es que la gente se enfrasca a hablarte de las cosas más siniestras que suceden en la ciudad y se regodean en su leyenda negra. Y al final, te dicen: “Pero no escribas cosas malas de Tijuana. Los periodistas sólo escriben sobre lo negativo”.
Lo que uno no sabe de este rincón tan particular de Baja California es que también existe un Comité de Imagen de Tijuana en el que confluyen la iniciativa privada y el Estado no para negar la realidad, sino para tratar de exaltar y reforzar otros valores de la ciudad y emprender una suerte de cruzada —que ya se manifestaba de manera espontánea-, en la cual la cultura y el arte en general se convierten en la respuesta social ante la violencia.
En la práctica, esta aspiración se traduce en el apoyo al arte, en la organización y promoción de eventos culturales, en el trabajo con los niños y jóvenes; en la proyección económica de la región y en la exaltación de valores ciudadanos como las personalidades del Paseo de la Fama de Tijuana, compuesto por más de un centenar de tijuanenses destacados en diferentes actividades. Y todo pensando en grande.
Una de las más recientes campañas en este sentido es El verdadero cartel de Tijuana, un póster que también circula en forma de aviso en la prensa mexicana y que reúne fotos de los personajes que conforman el Paseo. Entre ellos, se cuentan deportistas, empresarios, profesionales de la medicina, artistas plásticos, actores, directores de orquesta, gente de las artes, de los medios, escritores, intelectuales, académicos y músicos como la muy famosa Julieta Venegas (algunos de ellos participan en el documental Imaginando a Tijuana, del realizador Isaac Artenstein).
Resulta interesante esta iniciativa como ejemplo de lo que se puede hacer, como idea a seguir para sociedades acosadas por la delincuencia y el crimen: el talento contra la barbarie, el arte contra la bala.
No es cosa de un día, tiene que ser esfuerzo constante: pero se puede, claro que sí.
Oscar Medina
Texto escrito para la revista Sala de Espera

miércoles, 15 de septiembre de 2010

Las cosas que otros escriben de esta ciudad...



"El Chuky criollo"

Comparto con ustedes otro fragmento del texto de mi amiga Valentina Ruiz, porque me parece fascinante que conozcamos la historia de los personajes de la ciudad. Esos que están allí siempre y que a veces ni vemos. O que simplemente desconocemos su historia. Me encanta saber de "El Chuky Criollo", porque varias veces lo he visto circular por la ciudad y lo que despierta en mí es miedo (jeje). Por Dios, por qué anda por Caracas con esas cabezas de muñecas guindado. Aquí se enterará... Conozca a Jesús Alexis Poleo

---------------------------------------------------------------------------------------------------

En las calles de la capital, su 350 abarrotado de muñecas, en trozos y enteras, se ha convertido en una celebridad o, cuando menos, en una curiosidad. Muchos lo asocian con brujería, otros con demencia y algunos más con ganas de asustar. No obstante, él alega que lo suyo es simplemente “por vacilar”. “Por Internet hasta afirman que las puse porque se me murió una hija, ¿cómo van a escribir eso? Yo lo hago porque me distrae, me río, me libera del estrés y hasta de las alcabalas porque yo paso y me gritan: ‘¡ahí va el camión de Chucky!’ o ‘el diabólico’, ‘muñequero’ o ‘cabecero’, ¿y yo? ¡Fino! Total, ya tengo 60 años y ésta es mi oportunidad de vivir más relajado”, asesta.
Descendiente de españoles, se declara creyente en Dios y sin vicios de ningún tipo, y aprovecha para repudiar los robos que le han hecho “para usar los juguetes en asuntos malos”. Hasta choques ha tenido, por huirle a quienes lo han perseguido a la caza de una mano o un tronco de plástico y aunque los hurtos se han incrementado, a su alrededor reinan, en general, la chanza y la buena vibra. “Esto me trae hasta publicidad porque yo le presto servicio, desde hace 18 años, a la empresa de hierro Muentes Otero y los clientes piden que sea yo quien les haga los traslados; es más, si hubiese sabido que esto iba a ser así, las hubiese guindado antes”, asevera a carcajadas.
Y es que todo comenzó, hace poco más de un lustro, como consecuencia de su trabajo, puesto que en ocasiones debía transportar carga pesada por caminos estrechos y como su furgón tiene dos tubos verticales en el parachoques, decidió colocarles las cabezas de unas muñecas para tener una guía más precisa de la distancia que separaba el carro de los muros o las esquinas.
La cuestión se le hizo “graciosa” y buscó más y más para volverse original, al punto de que ya tiene unas 172 y cada semana recibe donaciones: “Me las zumban atrás y yo las voy amarrando ahí mismo. Estén rotas o completas, igualito las pongo. Tú las ves negritas y es por la contaminación, aparte de que me las queman”.
Barbies, Popeye, Bart Simpson, Topo Gigio, Bebés Queridos y hasta tres acompañantes gigantes que se sientan a su lado, integran su inventario. “Como yo no llevo pasajeros, porque ni a mi esposa ni a mis hijos les gusta montarse, las coloqué a ellas y si alguien viene, las saco; tampoco es que les tengo nombres ni nada”. ¿Otra de sus reglas? No incluir peluches porque ésos los coloca en el árbol del que cuelga un centenar de monigotes, en una famosa redoma del 23 de enero cercana a su casa.

Texto: Valentina Ruiz (Revista Dominical)

Versión completa:http://dominical.ultimasnoticias.com.ve/Noticias/Actualidad/Si-me-lo-creo,-lo-soy.aspx

Audiogalería realizada por el fotógrafo Nilo Jiménez con la entrevista a Jesús Alexis Poleo: http://bit.ly/cNPZlF

jueves, 9 de septiembre de 2010

Las cosas que me molestan en esta ciudad...




No me jodas El Parque
Es triste. Pero no hay día que vaya al Parque del Este y no salga deprimida. Es tan lamentable ver el estado en que se encuentra ese espacio público, que no se puede ser indiferente. Juro que me parte el alma ver a los animales encerrados en esas jaulas sin recibir el mayor cuidado. Dígame el águila arpia. Ya ni mira a sus visitantes. Los recibe dándoles la espalda.
Veo el lago y me preguntó quién se atreve a meter a sus hijos a pedalear en esas balsas. ¡Qué riesgo debe ser caer en esas aguas! Y la verdad, no debe ser muy difícil, porque esas embarcaciones de seguro tienen años sin hacerle mantenimiento. Veo los parques y temo por las rodillas de esos niños al no haber grama que los proteja ante alguna caída.
Paso por lo que otrora era la Nao Santamaría y sólo veo andamios oxidados. ¿De qué sirvió destruir la embarcación, cerrar el paso a los trotadores por meses, restar espacio al parque? ¿Dé que sirvió? No hay monumento a Francisco de Miranda. No hay museo. No hay nada. Sólo una muestra de negligencia, de odio al pasado, de daño al espacio público y de irrespeto al ciudadano.
Lo más triste es que aún así los caraqueños acuden al Parque del Este. Y cómo no. Lo hacen porque no hay otro espacio verde como éste para llevar a los niños o para entrenar. Son 82 hectáreas, 77 de las cuales se encuentran desarrolladas y que albergan sitios naturales, muestras botánicas, animales, espacios recreativos y deportivos. ¡Y pudiera ser tan bello!
Recuperar el Parque del Este –y me dejan de cuentos que si Parque Rómulo Betancourt o Francisco Miranda- es una labor de Inparques. Una obligación. Un deber. Una responsabilidad. Una necesidad imperiosa. El usuario de parque –y que conste que son bastante- debe exigirlo. Pero también debe comprometerse a cuidarlo. A no seguir dañándolo. Es un tema de corresponsabilidad. Basta... NO ME JODAS MÁS EL PARQUE (Y perdonen la palabra).
Lee los lineamientos y normas del Parque del Este
Mirelis Morales Tovar
@mi_mo_to
Foto: Camisas InC

lunes, 6 de septiembre de 2010

Las cosas que otros inventan en esta ciudad...



Se buscan ideas para una Caracas más Bonita

La agencia Ogilvy utiliza las redes sociales para recolectar proyectos que sean viables para hacer más amable a la ciudad

Una cola -de esas que tantas paralizan a Caracas- dio origen a una idea. O mejor dicho a un tweet: “Que bonita se ve Caracas vista desde lejos. Pero no tan bonita desde cerca. Nosotros nos encargamos de malograrla”. El comentario provenía del usuario @bobbycoimbra, presidente y director creativo de la agencia Ogilby. Aquel pensamiento expresado en menos de 140 caracteres generó una lluvia de tweet por parte de sus más de 1.800 seguidores. Y ante esa reacción, el publicista decidió que había que hacer algo.
“Me llamó mucho la atención la preocupación que expresó la gente a raíz de un tweet. Y de allí me vino la idea del proyecto Caracas más Bonita”, comentó Coimbra, quien con más de 20 años en el país, siente a Caracas tan suya como Sao Paulo (Brasil). “Lo que queremos con este concurso es motivar al ciudadano a que se interesen por la ciudad. Buscamos fomentar propuestas, sugerencias para ayudar a Caracas a ser más habitable, más simpática, más amable. Deseamos colocar en la cabeza de los caraqueños que tenemos la obligación de participar para luego poder reclamar”.
Aclara que no se trata de un proyecto político, como cualquiera podría pensar en estos tiempos de efervescencia electoral. Tampoco de una campaña publicitaria, aun cuando cueste no hacer la asociación. ¿Qué es, entonces? La iniciativa Caracas más Bonita –en palabras de Coimbra- no es más que una actividad ciudadana que servirá para captar ideas viables en pro de la ciudad, las cuales serán apoyadas por los clientes de la agencia para que no queden en papel.
Las redes sociales funcionarán, en este caso, como un banco de ideas. Así, el usuario @CCSmasBonita servirá para recibir el feedback de cualquier persona interesada en aportar algo a la ciudad. Y la página web http://www.caracasmasbonita.com/ recogerá los proyectos que requieren una explicación mayor de 140 caracteres. “Las redes sociales son la forma más democrática y transparente de participar”, afirmó Guillermo Amador, representante de la empresa DosPuntoUno, que está a cargo del manejo de la interactividad. “Aparte, será una herramienta para captar, organizar y darle puntaje a aquella que más gusten”, agregó Inti Acevedo, otro de los socios de la firma.
A un mes de haberse creado el usuario @CCSmasBonita ya cuenta con más de 530 seguidores. Y aunque la receptividad ha sido positiva, aún esperan por proyectos más concretos. “Hemos recibido muchas ideas buenas, pero pocas estructuradas”, comentó Luis Manuel González, director creativo de Ogilby. “Por eso, invitamos a las personas que compartan cualquier cosa que se pueda poner en práctica. Entre todos, podemos darle estructura de proyecto. Eso es lo bueno de hacerlo a través de las redes sociales. En la etapa final, un jurado multidisciplinario será quien seleccione los mejores proyectos y nosotros como agencia buscaremos quien los patrocine”, acotó.
El concurso no tiene fecha límite. Hasta ahora, Caracas Más Bonita es una “tormenta de ideas”. O lo que los publicistas llaman brainstormin. Más adelante, irán informando a sus seguidores de las redes sociales sobre el desarrollo del proyecto y el estatus de las ideas. “Caracas Más Bonita tiene que ser algo permanente, porque los problemas de la ciudad los sufrimos todo el año”, indicó Amador.
Está claro que las propuestas no solucionarán el tema de la inseguridad, el tráfico, la basura, la mala gestión administrativa o la deficiencia de los servicios públicos. De eso están concientes sus promotores. Pero ellos creen fervientemente que el cambio de conducta de los ciudadanos puede ayudar a disipar aquello que empaña las virtudes de la urbe.
“No haremos de Caracas una ciudad menos violenta. Pero si podemos promover actividades más seguras o campañas en pro del respeto a los policías o del cumplimiento de las normas de tránsito, a fin de disminuir la violencia. Hay que dejar ese síndrome de la negatividad. De ser antipático y malagradecido. Para exigir hay que involucrarse”, aseguró Coimbra
Mirelis Morales Tovar
Texto escrito para el Diario El Nacional
Publicado el domingo 5 de septiembre de 2010

jueves, 2 de septiembre de 2010

Las cosas que otros escriben de esta ciudad...



El hombre del Hula Hula
Quise compartir con ustedes este texto de mi amiga Valentina Ruiz, porque me parece fascinante que conozcamos la historia de los personajes de la ciudad. Esos que están allí siempre y que a veces ni vemos. Me encanta saber del hombre del Hula Hula, porque por más de cuatro años lo vi y nunca supe por qué se dedicaba a jugar con ese aro. Lo hace con tanto esmero y dedicación que es digno de admirar. Aquellos que no lo han visto, los invito a pasar una tarde por la Plaza La Candelaria. Allí estará para ustedes José Bestilleiro.
---------------------------------------------------------------------------------

De La Coruña se vino hace 50 años y su acento se mantiene intacto. Aquí conoció a su paisana, Rosa Araujo, de quien le quedó el placer por la ropa bien planchada. Hace siete años, ella se despidió y, “para olvidar”, él arrancó a “brincar la cuerda y el hula” en la plaza La Candelaria, también porque en esa época y por motivos de salud debió abandonar la bomba donde era surtidor de gasolina.
Desde entonces baja cada tarde de su apartamento, ubicado a un par de cuadras de su centro de operaciones, y desde las 4:00 p.m. hasta las 7:00 p.m. se dedica a divertir a los demás. Sus primeros pasos los dio saltando la soga de arriba para abajo en las escaleras de la glorieta, sin embargo, las travesuras de algunos niños lo hicieron cambiar de lugar: “Me quitaban mis cosas, por eso me mudé para este murito en la isla, diagonal a la esquina de Canalito”, especifica, haciendo énfasis en el hecho de que está sobre un redondel de concreto.
“Me ven más y los muchachos no me molestan, es muy bonito porque a la gente le agrada observar, en la mitad de la avenida, a un anciano de 76 años que juega chévere. Últimamente me quedé sólo con el aro y le doy con el pie, con el brazo, con la rodilla, con el cuello”, apunta.
Y no miente. Apenas el semáforo se fija en verde, el señor se encarama su circunferencia, abre las piernas y los brazos para apoyar con fuerza y le da vueltas, por ejemplo, con el codo. Antes de que llegue la luz roja, deja que la rueda siga girando por sí sola y cuando los peatones se acercan, se la saca, la aguanta a un ladito del cuerpo y, después de un minuto, vuelve a empezar.
Su función es, según sus propias palabras, hacer la cola más ligera y amena, a la par que contribuye con el pesado tráfico de la urbe. “Yo he evitado bastantes accidentes, porque a lo mejor viene una moto entre los autobuses y las personas están cruzando y yo les aviso para que no las vayan a atropellar”.
Texto: Valentina Ruiz (Revista Dominical)

domingo, 29 de agosto de 2010

Las cosas que invento en esta ciudad...




Los 10 mandamientos de Caracas
El post anterior me sirvió de ejemplo para construirle un decálogo a Caracas. Es sólo un ejercicio. Si alguna quisiera modificar o cambiar uno de los mandamientos por otro mejor, con gusto lo hago. La idea es imaginar cuáles serían las 10 reglas fundamentales para el correcto comportamiento del caraqueño.
1. Amarás a Caracas (sobre todas las cosas): No sé si sobre todas las cosas. Lo importante es amarla. Quien ama a la ciudad, tenderá a cuidarla, a promoverla, a embellecerla y a criticarla para bien. El amor todo lo puede.
2. No prometerás en vano. Caracas necesita –de una vez por todas-gobernantes responsables que cumplan con los requerimientos de la ciudad.
3. Abandonaras la viveza. La capital urge de ciudadanos que actúen que rectitud. Caraqueñas y caraqueños responsables que cumplan con sus deberes.
4. Respetarás a tu vecino. La buena convivencia se fundamenta en el respeto al otro. Ser comedido con el volumen de la música o con el uso de la corneta forma parte de esa actitud. Así como dar los buenos días, decir gracias y pedir permiso.
5. No matarás. Caracas tiene que dejar de ser una ciudad violenta. Hay que rescatar el valor de la vida.
6. No cometerás actos de vandalismos. El espacio público es de todos. Su mantenimiento y preservación no corre sólo por cuenta de los gobernantes sino también de sus ciudadanos
7. No robarás. Ni el comerciante al cliente. Ni el cliente al comerciante. La usura y la avaricia van en contra de la rectitud de un buen ciudadano.
8. No ofenderás a quien piense distinto a ti. Ser tolerante con el otro ayudará a disminuir el clima de violencia. Piensa que también podemos aprender de las personas que piensan diferentes.
9. No consentirás incumplir con las normas de tránsito. Respetar el semáforo, cruzar por el rayado, no conducir ebrio, usar la luz de crucen deben ser parte de la cotidianidad.
10. No codiciarás la ciudad ajena. Alimentémonos de las experiencias de otras ciudades, aprendamos de ellas y apliquemos sus prácticas en hacer de Caracas una ciudad más amable.
Texto y foto:
Mirelis Morales Tovar
@mi_mo_to

domingo, 22 de agosto de 2010

Las cosas que podemos aprender de otras ciudades...




Los 10 Mandamientos de Berazategui

Descubrí por referencia de una compañera de trabajo que en una pequeña ciudad del sur de Buenos Aires, que denominan la capital nacional del vidrio (por concentrar la mayor cantidad de fábricas de vidrio), surgió a comienzos de 2009 un decálogo del buen ciudadano. Según reseña el site El Ciudadano, esta idea más que imponer reglas de conducta, ha significado para la población un ambiente de respeto y buen convivir.

Un ejemplo de Cultura Ciudadana, que bien podríamos poner en práctica en Caracas como parte de un compromiso personal como ciudadanos de esta ciudad.

1. Cuidarás a Berazategui por sobre todas las cosas: Conservando sus espacios verdes, manteniendo limpias sus calles, respetando las normas del tránsito y comportándose como buen ciudadano.
2. No podarás el arbolado urbano: Las podas, extracciones y cualquier daño ocasionado está prohibido, en el marco de la Ley Provincial. Quienes infrinjan esta normativa serán multados.
3. Utilizarán casco y cinturón de seguridad: El uso del cinturón de seguridad y de casco es necesario y además, ya está reglamentado por la Ley.
4. Respetarás los ambientes libres de humo: Berazategui es la primera ciudad del cono urbano libre de humo de tabaco. Esto implica que en esta ciudad nadie tiene permitido fumar en ningún lugar cerrado de concurrencia pública.
5. No atentarán contra la estética de la ciudad: Es un deber de todos los vecinos de Berazategui cuidar la estética e higiene del distrito y preservarlo de la contaminación visual.
6. No hablarás por celular mientras conduces: Según estudios de accidentología, hablar por celular mientras manejas te expone cuatro veces a sufrir un accidente. El uso de celular al volante es la causa de más de la mitad de los accidentes en esta ciudad.
7. No arrojarás basura ni ramas en espacios públicos: Está prohibido acular ramas en los frentes y en la esquinas de casas y plazas. El objetivo es eliminar la existencia de basurales y así evitar la propagación de insecto y roedores, que en muchos casos son causantes de innumerables infecciones.
8. No estacionarás en lugares prohibidos: Para cuidar el orden, la seguridad y la circulación fluida del tránsito y los peatones es necesario no estacionar en lugares prohibidos. Si todos colaboramos haremos de Berazategui un lugar placentero y expedito.
9. Aprenderás a conducirte como peatón: Los peatones como los automovilistas tienen derechos y deberes que deben cumplir a la hora de transitar por las vías públicas. Entre ellos se destacan: No cruzar a media cuadra y caminar siempre por las veredas y no por las calzadas.
10. Respetarás todas las medidas del tránsito: En Argentina durante el año 2008, se registraron 8.200 muertes por accidentes de tránsito, lo que da un promedio de 22 personas muertas al día. Si cumplimos con las normativas lograremos que el número de accidentes en Berazategui disminuya, lo que a su vez, nos permitirá circular con seguridad en el distrito.


martes, 17 de agosto de 2010

Las cosas que me enamoran de esta ciudad...

Caracas: Ciudad Positiva
Ya lo he dicho antes. Agraceder es el verbo más generoso que existe. Por eso, no me queda más que darle las gracias a los 39 caraqueños de corazón que se tomaron la molestia de detener su mirada –por lo menos por un minuto- en el lado amable de la ciudad. Sin su participación, este invento del concurso CIUDAD POSITIVA no hubiese sido posible. Ustedes nos ayudaron a ver una Caracas distinta, llena de colores, de atardeceres, de movimiento, de formas, de edificios hermosos, de íconos. Una ciudad encantadora, noble, amable. Idílica, sí. Pero qué nos cuesta soñarla así.
Descubrir esa ciudad y luego evaluar cada mirada con la ayuda de los fotógrafos Roberto Mata, Gabriel Osorio y Nicola Rocco me dejó sin palabras. Estos chicos se encargaron de escudriñar cada foto y de su evaluación se construyó una ciudad fuera de lo cotidiano o lo tradicional. Una urbe más conceptual, diría yo. Sin Ávila, sin atardeceres. Se escogió una ciudad donde existe la convivencia, la vida en comunidad y la conjunción de estilos diversos.
No fue fácil. Pero se logró seleccionar seis imágenes, que cumplieron con las exigencias del jurado. Y éstas ahora saldrán publicadas en 100 libretas en honor a la ciudad. Espero que ustedes se deleiten tanto como yo de esta visión positiva de Caracas.
A todos, mil gracias
Y a los ganadores, mil felicitaciones!!


Autor: Branimir Caleta (ganador del curso de fotografía de Roberto Mata)



Autor: Caritza Campo





Autor: Ernesto Galindo



Autor: Héctor Ordóñez



Autor: Pepe Aldana








Autor: Caritza Campo


Gracias al restaurante Lola por su atención. A los patrocinantes Concejal Alejandro Vivas, Cervecería Zulia, Taller Roberto Mata.

jueves, 12 de agosto de 2010

Las cosas que me enamoran de esta ciudad...

Caracas: Ciudad positiva
¿Preparados? Lo que verán a continuación son las 75 fotos que están participando en el concurso CIUDAD POSITIVA. Espero que disfruten esta imagen amable de Caracas tanto como yo.
Esto es para tí, querida Caracas, por tu aniversario 443. #CcsTQ




Pd: Los ganadores se conocerán el martes 17 de agosto. Mucha suerte para los participantes.

Mirelis Morales Tovar
@mi_mo_to

lunes, 9 de agosto de 2010

Las cosas que invento en esta ciudad...

Última semana del concurso
Ciudad Positiva

Lo que comenzó como un simple intercambio de fotos entre twitteros amantes de la ciudad, ahora pasó a ser un ejercicio de ciudadanía que hemos llamado CIUDAD POSITIVA. Esto no es más que un concurso de fotografía amateur para honrar a Caracas en su aniversario. El reto es centrar su mirada –tan sólo por un minuto- en el lado amable de la ciudad. En aquello -natural o construido- que nos caracterice como urbe o que haga diferente a Caracas del resto de las ciudades del mundo. Las mejores imágenes -seleccionadas por los reconocidos fotógrafos Roberto Mata, Nicola Rocco y Gabriel Osorio- saldrán publicadas con su respectivo crédito en 100 libretas, que se producirán sin fines comerciales en honor a la ciudad. La ganadora saldrá publicada en la caratula y su autor recibirá de premio un curso de fotografía en el Taller de Roberto Mata.

Regálale a Caracas tu mejor foto!!!

ConcursofotosCcs

Las cosas que otros escriben sobre esta ciudad...



Y... ¿Por qué amo tanto a Caracas?*

Tenía mucho rato sin actualizar el blog...pero sentí la necesidad impetuosa de hacerlo porque hace poco me enfrentaron a una de esas preguntas que me dejan reflexionando por largo rato...
Un amigo me preguntó ayer "y..¿tú por qué amas tanto a Caracas?"
No tenía una respuesta clara así que tuve que recurrir al todopoderoso "bueno, porque sí, no puedo evitarlo"
Sin embargo yo sabía muy bien que la respuesta no era tan sencilla. Menos tratándose de algo que me apasiona tanto como lo es esta ciudad...así que me lo pensé bien durante el fin de semana tratando de hallarle un motivo a mi particular apego por esta ciudad.
Para serles honesto...no hallé nada...
Es como cuando sabes que amas a alguien, sólo sabes que lo amas y ya. Y si te preguntan, tu respuesta más elaborada es describir a dicha persona o a las cosas buenas que hace por ti. Supongo que ese es el único recurso que me queda para poder explicarme...
Y mi respuesta, evidentemente, comienza con una pregunta: ¿Cómo no amar a Caracas?
¿Cómo no amar el cielo de Caracas? que nunca muestra dos veces la misma cara, que nos da el gusto de ser imponentemente azul algunos días en los que ni una nube se asoma a la distancia...otros se pinta de grises salpicados con luz del sol... No hay mayor gusto que el ver el cielo nublado de Caracas desde lo alto de una montaña y encontrarse con pedazos de ciudad bañándose con los rayos de sol que atraviesan los agujeros que dejaron las nubes. Es casi mágico el espectáculo de luces que el sol y las nubes nos dan algunos días aquí en Caracas.
A partir de aquí ya le doy rienda suelta a mi verborrea jaja. Pero es que no entiendo como alguien puede disfrutar más que en un café de Colinas de Bello Monte tomando un vino con los amigos. O comiendo un perro con todo en "El Sabor del Punto" en Chacaito.
Sabes que amas a esta ciudad si has estado en Bellas Artes y eres capaz de trascender el ruido periférico y sentarte un rato en el Teresa Carreño viendo hacia Parque Central y decir woooow.
Sabes que amas a esta ciudad si te parece que el paisaje urbano de Caricuao tiene el potencial de ser el más bonito del oeste de Caracas.
Sabes que amas a esta ciudad si te asombran los detalles de cada edificio entre la plaza Bolívar y la Av. Fuerzas Armadas, y sientes que respiras un aire fresco y lleno de vida al mediodía.
Sabes que amas a esta ciudad si cada vez que bajas de la Trinidad no puedes evitar ver fijamente el paisaje que te regala el Ávila y las urbanizaciones inmediatas (Terrazas del Club Hípico y Prados del Este)
Sabes que amas a esta ciudad si subes un cerro, por multiplicidad de motivos, entre los cuáles está el saber que tan lejos puedes avistar desde allí (lo hice una vez en Petare, fue genial)
Sabes que amas esta ciudad si prefieres caminar por encima de cualquier cosa...aunque el riesgo sea tan alto.
Y la lista podría seguir hasta que se me acaben los caracteres del post (si es que eso existe jaja). Es por ello que me encanta saber que no soy el único loco que adora tanto estar y hacer vida aquí en Caracas. Esta ciudad es un nido de secretos increíbles que están allí esperando que alguien los descubra. Quien diga que en Caracas no hay nada que hacer, es que no conoce a Caracas de verdad. Sólo hay que saber buscar...
Este post va dedicado a todos esos "locos" que no pueden dejar de hablar bien de Caracas. Que estando entre un mar de gente que vive quejándose del caos de la ciudad y de sus ganas de marcharse, dicen a voz abierta "yo me quedo porque amo esta ciudad". Mis amigas @Isni_Parra y @Adonay_PP tremendas amantes de este cielo y estas montañas. @mi_mo_to que con su blog Caracas, Ciudad de la Furia y @hoyquehay que nos ayudan a descubrir un poco más las sorpresas que se esconden detrás de cada esquina y dentro de cada edificio de esta maravillosa ciudad.
Caracas, te amo. Con toda mi alma.
*Este maravilloso texto lo escribió @celioski en su blog http://paganpoet7.blogspot.com/
Fotos @varochu,@shirleytwitt,@GerarGM,@doraparedes,@anajulia07, @MireyaCordero @GabAguzzi

martes, 3 de agosto de 2010

Las cosas que reflexiono en esta ciudad...




Incultos ciudadanos
Algo nos quieren decir en Chacao. Hace unas semanas, el municipio comenzó a empapelarse con palabras que no parecen estar aisladas. Respeto. Tolerancia. Paz. Se ven en las varandas de la Avenida Francisco de Miranda. Se leen en la cuenta institucional de Twitter y ahora se ven en la televisión. Algo nos quieren decir.
Sólo cabe entender que a través de esta campaña buscan recordarnos valores. Así, como si fuéramos niños de primaria. P+A+Z= PAZ Y eso tendría que hacernos pensar por qué Chacao viene a enseñarnos cosas que deberían estar internalizadas, que debería ser algo nato o al menos aprendido a temprana edad. ¿Por qué a estas alturas vienen a enseñarnos qué es respeto, tolerancia o paz? ¿No estamos grande para la gracia?
Parece que no. Lastimosamente en esta ciudad -para no ir más lejos- se nos olvidó hasta los buenos modales. Y si no se nos olvidó, por lo menos no lo practicamos. Cuándo fue la última vez que dimos las gracias, por ejemplo. Cuándo fue la última vez dijimos por favor o pedimos permiso. Cuándo fue la última vez que cedimos el puesto, le aguantamos la puerta a alguien o advertimos al mesero que nos dio de más en el vuelto.
Algunos puede que haya sido hoy o ayer. Pero otros no. De seguro, recordamos la última vez que evitamos darle paso a alguien en una cola, cuando insultamos a un peatón o cuando le gritamos a una vendedora sin justificación alguna.
¡En qué clase de MONSTRUO nos hemos convertido! No nos reconocemos ni a nosotros mismos. Somos violentos. Somos groseros. Somos intolerantes. Somos irrespetuosos. Somos oportunistas. Somos desconfiados. Eso somos los caraqueños. Por eso, pienso que esta campaña de CULTURA CIUDADANA nos cae de maravilla.
Es momento de evaluarnos. De pensar cómo estamos actuando como ciudadanos. Qué estamos haciendo para mejorar el entorno. Y cuestionarnos si realmente somos promotores de RESPETO, de TOLERANCIA y de PAZ.
Como diría el Papa Juan Pablo II: despierta, reacciona, es el momento.

Mirelis Morales Tovar
@mi_mo_to

domingo, 1 de agosto de 2010

Las cosas que descubro en esta ciudad...



Con olor a café...

Puede que haya descubierto el agua tibia. Está bien. Pero igual quiero reseñarlo, porque yo no tenía ni idea de este lugar y me encantó. Se trata de Café Piú. Un sitio muy pintoresco que encontré en Colinas de Bello Monte (Calle Chama con avenida Caroní. Edificio Herminia, PB) y que recomiendo visitarlo, porque me resultó demasiado grato.
Verá que sus paredes son una exhibición de curiosidades. No le provocará sentarte. Antes, querrá recorrer el lugar y detallar cada una de las cosas. Los recortes de periódicos, las muestras de café, las diferentes presentaciones de azúcar, los juguetes de madera que están guindados del techo, las fotos, los cuadros, los sillones antiguos y un sinfín de detalles más. 
Una vez satisfecha su curiosidad, pasará a vivir la experiencia de tomarse un café. Yo sólo me limité a pedir un marrón, por razones de tiempo. Pero luego me enteré que se puede disfrutar de un Nocciola avellana, un cacao canela o el Da' Piú, que es un colado expreso con leche condensada, canela, cacao y leche. Aparte, hay pasteles tipo argentino y sanduches. 
No se trata de un espacio público. Es verdad. Pero es un lugar de la ciudad, que entiendo tiene mucha tradición. Así que vale la pena visitarlo y disfrutar de este café fuera de lo común. #DisfrutaCcs

Mirelis Morales Tovar
@mi_mo_to


domingo, 25 de julio de 2010

443 años de amor y de odio

Caracas posa para tí...

Lo que comenzó como un simple intercambio de fotos entre twitteros amantes de la ciudad, ahora pasó a ser un ejercicio de ciudadanía que hemos llamado CIUDAD POSITIVA. Esto no es más que un concurso de fotografía amateur para honrar a Caracas en su aniversario. El reto es centrar su mirada –tan sólo por un minuto- en el lado amable de la ciudad. En aquello -natural o construido- que nos caracterice como urbe o que haga diferente a Caracas del resto de las ciudades del mundo. Las mejores imágenes -seleccionadas por los reconocidos fotógrafos Roberto Mata, Nicola Rocco y Gabriel Osorio- saldrán publicadas con su respectivo crédito en 100 libretas, que se producirán sin fines comerciales en honor a la ciudad. La ganadora saldrá publicada en la caratula y su autor recibirá de premio un curso de fotografía en el Taller de Roberto Mata.

Regálale a Caracas tu mejor foto!!!




Fotos @varochu,@shirleytwitt,@GerarGM,@doraparedes,@anajulia07, @MireyaCordero @GabAguzzi

ConcursofotosCcs

443 años de amor y de odio

Lo que fue Caracas...





443 años de amor y de odio

Sultana de El Ávila
Aquí, el trabajo maravilloso de Diego Di Marcantonio. Disfrútenlo...

Epilogo 2009 from Diego Di Marcantonio on Vimeo.