sábado, 26 de diciembre de 2009

Las cosas que pasaron en este ciudad durante 2009...




Metro rompió este año récord
de presidentes y fallas técnicas
Subterráneo mostró su peor desempeño gerencial y operativo en 26 años de servicio

Qué año tuvo el Metro de Caracas. Y no precisamente el mejor de todos. Al comienzo, se auguraba que 2009 podía ser prometedor para la empresa estatal. Un presidente salido de sus propias filas vendría a cerrar la novena contratación colectiva que se acordó a finales de 2008 y a llevar adelante el proyecto de rehabilitación de la Línea 1, que se había firmado con el Consorcio Español Metro (CSM) el 3 de octubre.
Pero Claudio Farías estuvo lejos de dar la talla. En febrero, le tocó admitir que el Ejecutivo no tenía recursos para pagar la contratación colectiva y, con la excusa de que el sindicato supuestamente había obviado la aprobación del Consejo de Ministros, desconoció la convención y estableció nuevos acuerdos a conveniencia, que dejaron a muchos trabajadores descontentos. Sobre todo porque no se pagaron en marzo cuando finalmente se firmó el nuevo contrato sino a finales de mayo.
No conforme con eso, en marzo, Claudio Farías reconoció que las obras del Metro estaban paralizadas por falta de recursos para pagar los compromisos adquiridos con las empresas contratistas y admitió que "todos los días prendían velitas para que no hubiesen fallas en el sistema". Al día siguiente, al presidente del Metro no le quedó de otra que rectificar sus propias palabras, ante aquel desliz.
"Efectivamente las obras no han sido paralizadas como tal", afirmó en entrevista concedida a este diario el 17 de marzo. "Obviamente en mis palabras hubo una contradicción. Por eso quería aclarar la situación. Si no hemos despedido a nadie, si no hemos cerrado frentes, obviamente no hay paralización".
Pero Farías no aprendió la lección. Y el 11 de junio se atrevió a decir que la Línea 5 del Metro de Caracas sería replanteada porque beneficiaría a la oligarquía. "Esa línea no tiene ningún sentido", comentó. "Esa es una línea que beneficia a la oligarquía (...) Las Mercedes, hermano, la Principal de Las Mercedes va a tener dos estaciones en la propuesta cuando todo el mundo que va a Las Mercedes va (sic) en su carro a los restaurantes. ¿Se necesita que la Principal de Las Mercedes tenga dos estaciones? Ni siquiera, La Hoyada y Capitolio".
Aquella declaración le costó el cargo que venía ocupando desde hacía escasos seis meses. Así, Claudio Farías se coronó como el décimo presidente del Metro desde que se inició la gestión de Hugo Chávez en 1999.
A su salida, Farías aseguró que su mayor logro había sido llevar la revolución al Metro. Y, a decir verdad, fue lo único que hizo. Durante sus cortos 6 meses de gestión, "el rojo" se adueñó del subterráneo. La empresa estatal cambió de logo y hasta de eslogans para anunciar que el "Metro está en transformación hacia el modelo socialista". Se le impuso al personal el uso de chalecos rojos. Se eliminó la comercialización de afiches internos y espacios comerciales quedaron reservados a organismos del Estado. Ello por citar algo.
Su reemplazo no se hizo esperar. Víctor Hugo Matute López debió dejar la presidencia del Fondo Nacional de Transporte Urbano (Fontur) que venía ejerciendo desde hace 28 meses para arreglar los entuertos de Farías. Su misión, de acuerdo con la página web del Metro, era "consolidar la revolución en el Metro de Caracas" y en segundo lugar reimpulsar las grandes obras como el MetroCable (cuya inauguración se ha postergado más de cinco veces), Línea 5, Línea Guarenas-Guatire.
A diferencia de su antecesor, Matute se ha caracterizado por mantener la política de hermetismo que practicó en Fontur. Hasta ahora, nunca ha convocado a una rueda de prensa ni siquiera para informar detalles de los trabajos de alto impacto que se hicieron en su gestión. Menos para explicar por qué los gobiernos de España y Francia trabajan en paralelamente en el proyecto de la Línea 1. Así que mucho le queda por decir en 2010.


2009 estuvo lleno de retrasos y molestias -recuadro-
Durante Semana Santa se realizó la primera restricción del servicio por trabajos de alto impacto entre las estaciones Chacao-Chacaíto. A los usuarios les tomó hasta 40 minutos hacer el transbordo en Chacaíto hasta Los Dos Caminos, pues las colas serpenteaban la plaza Brión.
El 24 de Julio y el 12 de Octubre tuvieron que vivir la misma experiencia, por la mala logística y la escasa información.

El 24 de noviembre, un vagón del Metro circuló con las puertas abiertas entre Petare y La California pasadas las 10:00 a.m. Ello obligó a un desalojo que retrasó la Línea 1 por dos horas.

El sábado 5 de diciembre se detectó a las 6:10 a.m. una fisura de un riel entre las estaciones Chacaíto y Sabana Grande, que afectó el servicio de la Línea 1 hasta pasadas las 11:00 a.m.


Mirelis Morales Tovar

EL UNIVERSAL

Texto publicado el 23 de diciembre de 2009

lunes, 7 de diciembre de 2009

Las cosas que salen en la prensa...



Blogs marcan el pulso de la ciudad*
* Nuestra primera reseña!!!

Cada vez más personas se han percatado de la capacidad que tienen los blogs para llamar la atención sobre los temas de la ciudad.
Caraqueños comunes y corrientes tienen voz pública a través de esta herramienta, ya sea para concientizar a los lectores sobre el deterioro de los espacios públicos, para involucrar a la gente con los íconos de la urbe o simplemente para preservar sus memorias.
Cada quien lo hace a su manera. Son iniciativas individuales como la de la arquitecta Mitchele Vidal, quien creó su blog imagenes-urbanas.blogspot.com para recoger las crónicas de una ciudad que, a su juicio, se ha deteriorado por las autoridades y por sus propios ciudadanos. Con cada publicación intenta demostrar que hay muchas cosas que se pueden hacer para recuperar a Caracas. Este blog surgió en octubre de 2007 y ha tenido más de 1.600 visitas.
Otros son proyectos grupales como el que idearon las comunidades de Santa Eduvigis y Sebucán con el blog: No a la concretera en Parque Miranda. Allí se va informando a los usuarios cada paso de la acción vecinal por preservar una zona verde de la contaminación de una planta de concreto instalada por la empresa Odebrecht.
Otros caraqueños que también han sabido aprovechar las ventajas de Internet para dar fuerza a sus luchas vecinales son los de Chuao, con su campaña: La Carlota, un parque verde para todos. En asochuao.blogia.com los residentes de esa zona tienen su tribuna virtual.
Los periodistas también se han dedicado a plasmar en sus blogs a la Caracas caótica, pero también a la que encuentra espacios para la creatividad y superar la hostilidad. Aliana González le sigue el pulso a la ciudad a través de su blog Caracas Bipolar, que se puede leer en el site de El Universal.
Cinco periodistas y algunos vecinos de Chacao se encargan de actualizar islachacao.blogspot.com, donde comparten lo bueno, lo malo y lo regular del municipio: desde un columpio roto en un parque hasta las mejores opciones gastronómicas de la zona. Mientras la periodista de El Universal Mirelis Morales relata en caracasciudaddelafuria.blogspot.com sus experiencias como ciudadana de a pie y usuaria del metro, pero también su visión sobre los dramas, las angustias y los anhelos de Caracas y los caraqueños.
Parroquias como La Pastora, Caricuao o San José también han abierto espacios para crear conciencia al menos dentro del círculo de usuarios que utilizan Internet. El objetivo de Caricuaofotohistoria.blogspot.com es realizar una recolección fotográfica de la zona desde sus inicios. Conservar la memoria histórica de San Bernardino y también reseñar su actualidad es la meta de sanbernardinoccs.blogspot.com.
Un grupo de residentes de San Pedro se ha dedicado a actualizar un blog sobre los árboles dela parroquia, arbolesdesanpedro.blogspot.com, que se ha vuelto un espacio para denunciar la tala indiscriminada.

Delia Meneses
EL UNIVERSAL
Publicado el domingo 6 de diciembre de 2009

domingo, 6 de diciembre de 2009

Las cosas que uno no entiende de esta ciudad...



Anuncian trenes para Línea 1
sin haberse concretado oferta


Para 2012 debían estar en funcionamiento los 48 nuevos trenes de la Línea 1. Al menos esa fue la promesa que hiciera en marzo de este año el entonces presidente del Metro de Caracas, Claudio Farías. El asunto es que, hasta la fecha, no queda claro quién va a asumir la dotación de los 336 vagones, pues la empresa ha ofrecido el proyecto tanto a España como a Francia. Y ambos se montaron en el riel.
Por un lado, el Metro solicitó mediante el oficio número 001.08 con fecha 15 de mayo de 2008 una oferta a la empresa española Construcciones Auxiliares de Ferrocarriles (CAF) para ejecutar el proyecto de rehabilitación de la Línea 1. Puso a su disposición la información técnica y el modelo de contrato para darles la adjudicación de forma directa, según fuentes del Metro.
Esa empresa, más tarde, se convertiría en el Consorcio Español Sistemas para Metro (CSM Rif J-29710260-4). Y con ese nombre publicaron la semana pasada en un diario de circulación nacional un aviso publicitario que anuncia la llegada a Caracas de la maqueta tamaño real del vagón principal. "Tecnologías de última generación llegan a Caracas", reza el aviso. "Luego de los exitosos trabajos de alto impacto realizados durante el año 2009, CSM continúa trabajando con el Metro de Caracas en la modernización de la Línea 1, ahora en el diseño y próximo suministro de los 48 nuevos trenes de última generación (336 vagones), nuevo sistema de control de trenes, modernización del sistema eléctrico y de la vía férrea".
Al mismo tiempo, el Ministerio de Obras Públicas y Vivienda le solicitó al Gobierno francés un esquema de financiamiento para la renovación de la Línea 1 del Metro de Caracas. Incluso, en julio de este año una representación de la embajada y de la empresa Frameca acudió a la Asamblea Nacional para presentarles el proyecto a los diputados de la Comisión de Administración y Servicios.
A finales de septiembre vino al país el viceministro de Finanzas, Economía y Empleo de la República francesa, Jean-Marie Paugam, para presentar la oferta global francesa, que supondrá inicialmente una inversión de 500 millones de euros. Ese monto contempla en una primera fase la estabilización de la Línea 1. Ello implicará modernizar en 100% la vía férrea; incorporar 10 trenes adicionales de última generación; construir un parque industrial ferroviario y abrir el primer instituto ferroviario de Latinoamérica.
Aun cuando la oferta no se ha concretado, los gobiernos de Venezuela y Francia firmaron el pasado viernes 13 de noviembre un acta de compromiso para la creación en el país del primer Instituto Universitario en Transporte Ferroviario, como parte de la oferta francesa para la renovación de la Línea 1.
Ante tales hechos que parecieran ser señales claras de que el Gobierno venezolano quisiera trabajar con Francia en ese proyecto, no se entiende por qué entonces el Consorcio Español de Sistemas para Metro (CSM) también tiene luz verde y se arriesga a traer una maqueta tamaño real del vagón principal. E incluso, anunciarlo por prensa. Sólo el Metro lo sabe, pero su directiva jamás declara.


$1.800 millones sin licitar -recuadro-
El 31 de julio de 2008 este diario publicó una denuncia sobre la adjudicación directa de 1.860 millones de dólares a la empresa Construcciones Auxiliares de Ferrocarriles (CAF) para ejecutar la rehabilitación de la Línea 1.
Dicha decisión de la directiva de la empresa, en ese entonces a cargo de Gustavo González, contradecía la recomendación que hiciera la Gerencia de Contrataciones sobre cuál era la modalidad que debía aplicarse en la contratación de dicho proyecto.
En el memorando GON-CCAL número 01008, de fecha 17 de marzo de 2008, la Gerencia de Contrataciones señalaba que, según la normativa vigente, debería procederse a una licitación general o a una licitación anunciada internacional.
La empresa justificaría la contratación directa en razón de que el servicio pudiera resultar gravemente afectado por el retardo de la apertura de un procedimiento de contratación y como una manera de garantizar la continuidad de la actividad, que ha sido objeto de interrupción o fallas. Si la premura era la excusa, no se entiende entonces por qué involucran a Francia tardíamente.

mmorales@eluniversal.com
Mirelis Morales Tovar
EL UNIVERSAL
Publicado el 1 de diciembre de 2009

Las cosas que hay que padecer en esta ciudad...


En los patios reposan 9 trenes inmovilizados, que sirven para reponer repuestos de otros trenes (Cortesía)

Metro reduce número de trenes
en época de mayor demanda

Eso de que un vagón del Metro de Caracas haya llegado a circular de la estación Petare a La California con las puertas abiertas, habla por sí sólo del estado en que se encuentra el sistema subterráneo. Ello tuvo que haber puesto a la directiva de la empresa en alerta, a tal punto que para el período de máxima carga -entre 25 de noviembre y 18 de diciembre- diseñaron un plan operativo para atender de manera "segura y eficiente" a la alta demanda de pasajeros que se produce en esta época del año, según se reseña en el informe firmado por Luis Sauce, gerente ejecutivo de transporte.
A decir verdad, ser previsivo no tiene nada de malo. El detalle está que lamentablemente el referido plan no supone mayor disponibilidad de trenes para atender a esa alta demanda -en 2007 llegaron a hacerse 2 millones de viajes al día-. Tampoco se hace referencia a mejoras en el sistema de aires acondicionados ni en las escaleras mecánicas, para responder así a las necesidades que exige el aumento en el número de usuarios.
La oferta de trenes que se propone en el plan operativo para la temporada de mayor demanda incluso está por debajo de los 41 trenes que actualmente suelen circular en las horas pico. (No se explica por qué). De acuerdo con la propuesta del Metro, sólo 38 trenes de la Línea 1 estarán movilizándose en las horas pico de la mañana (6:00 a.m. a 9:00 a.m.) durante los días laborales. Cifra que se reducirá a 35 trenes durante las horas pico de la tarde (5:30 p.m. a 7:00 p.m.) y a 24, los días sábados.
En el plan operativo no se habla de los trabajos de alto impacto en las vías férreas, que se vienen haciendo desde 2004. Sino más bien de acciones de rutina: "se asignarán operadores de servicio de equipos y personal de mantenimiento en las estaciones de transferencia y en las estaciones críticas (no mencionan cuáles son ni por qué las califican así) para destacar, aislar y reportar oportunamente las fallas en los trenes, vías, equipos electromecánicos y de cobro de pasaje".
Por lo tanto, más que acciones que permitan optimizar el sistema, el plan operativo sólo intenta dar luces de cómo actuar con un sistema en decadencia. Y ello, en este momento, solventa poco o nada. Menos, cuando el subterráneo evidencia un tiempo medio entre fallas (TMEF) que ronda entre 8 a 9 horas con una demanda normal. Lo que significa que el sistema actualmente no logra cumplir ni el tiempo de servicio.
Lo cierto es que esa alta demanda de pasajeros que utilizará el servicio entre el 25 de noviembre y el 18 de diciembre sólo se topará con un personal precavido gracias a un plan operativo. Pero -por lo visto- no notará mejoras en relación con las 34 fallas de aires acondicionados que se registraban en la Línea 1 para abril de este año, según se reporta en el informe del Área de Operación y Mantenimiento. Al menos, el Metro no menciona ni una palabra al respecto.
Tampoco observará mejoras en el funcionamiento de las escaleras mecánicas, pues ese problema tampoco se ataca. Así que esa gran demanda no podrá disponer de la totalidad de los 273 equipos que existen en las tres líneas. Lo que sí notarán es que el Metro hará una campaña de reforzamiento de las normas del usuario vinculadas a la seguridad personal y al control de flujo en las estaciones. Necesario, sí. Pero, no suficiente. mmorales@eluniversal.com
Mirelis Morales Tovar
EL UNIVERSAL
Publicado el 30 de noviembre de 2009

martes, 1 de diciembre de 2009

Las cosas que odio de esta ciudad...



¿Y DÓNDE ESTÁN LOS REALES?
Que conste que no lo digo yo... Esa célebre frase la acuñó el difunto Luis Herrera Campins durante su campaña presidencial de 1978, en alusión al despilfarro que cometiera su antecesor Carlos Andrés Pérez. ¿Pero qué oportuna suena hoy, no? Esta es la única frase que viene a mi mente cuando veo hoy la gráfica de mi querido Venancio Alcázares en la primera página de El Universal y detallo la cara de desesperación -indignación, rabia o todas las anteriores- de una mujer a las puertas de la sede principal del Banco Canarias.




Esa frase viene también a mí cuando pienso en los 268.000 clientes del Banco Canarias. O los 457.000 personas que tenían sus dineros depositados en el Banpro. Ni hablar de los 2. 223 trabajadores, cuyo sueldo y utilidades se encuentran ahora represadas en el banco. Y quién sabe hasta cuándo, pues eso de los 21 días hábiles no se lo cree nadie.
Trato de entender qué pasó con el sistema financiero. Pero todo me resulta demasiado técnico. ¿Cómo que hace 11 días las autoridades comenzaron la investigación sobre los cuatro bancos a "puertas abiertas" y el lunes informan la necesidad de continuar el proceso a "puertas cerradas? Sólo habría una explicación, según el análisis que hace Francisco Faraco en el artículo publicado por mi compañero Victor Salmerón: obtener los recursos líquidos que tenían estas instituciones y así cubrir a los organismos públicos. ¿Y los ahorristas? Bien, gracias, que se entiendan con Fogade.
Pero mi indignación no se estanca allí. Al conocer la nueva providencia para la obtención de dólares el año que viene, no puedo más que decir MALDITA SEAS CADIVI. No sólo me vas a dar divisas cuándo tú quieras, sino también las que tú quieras. Tú eres quién decide cuánto puedo gastar. Eres el todopoderoso. Y no sólo eso. Ahora también decidirás sobre las operaciones en Internet.
MALDITA SEAS CADIVI, una y mil veces. Porque mientras los banqueros se llenaron los bolsillos -y Antonini abarrotó una maleta- yo tengo que anexar a una carpeta manila marrón con calcomanía, ganchos y otras "pajuatadas" hasta el certificado de niño sano. ¿Y para qué? Para mendigar unos miserables 300 dólares para irme un fin de semana a Colombia. Claro, eso si tengo dónde quedarme, quién me alimente, quién me invite a salir, porque, de lo contrario, ni a la Casa de Nariño puedo ir con 300 dólares.
Por eso hoy, más que nunca, recuerdo al difunto Luis Herrera Campins. Y no por su pepa e' zamuro o por la leyenda urbana de su gusto por los Torontos. Sino por su célebre frase, que mejor quedaría así: ¿Y dónde, coño, están los reales?
Mirelis Morales Tovar
Ilustración: Rayma. Tomada de El Universal
Foto: Venancio Alcázares.


miércoles, 25 de noviembre de 2009

Las cosas que odio de esta ciudad...





Presos somos todos

Democracia... La primera vez que escuché esa palabra estaba en el colegio. Aquellos textos escolares explicaban su significado con imágenes de urnas electorales o con la típica foto de algún presidente juramentándose en el entonces Congreso en señal de la alternabilidad de poder.
Hoy ese término me suena ajeno. Como palabra en desuso. Como esas que suelen decir los abuelos o los papás y de las que uno suele burlarse por anticuado.
Esa palabra tuvo significado para mí hasta 1999. Cuando yo tenía 20 años. De allí en adelante, mi etapa productiva la he vivido entre paros petroleros, entre los hechos del 11 de abril, entre el cierre de un canal de televisión, entre referendos, entre constituciones modificadas, entre presos políticos, entre delicuencia desatada, entre restricciones cambiarias, entre racionamiento, entre amenazas de guerra con países hermanos... y un largo etcétera.
Pero creo que lo peor de estos años ha sido ver cómo se incrementa el odio entre los venezolanos. Ha sido muy lamentable -por no decir vergonzoso- observar a ciudadanos de un mismo país, de una misma tierra, que comparten el mismo himno nacional y hasta el gusto por el pernil en diciembre, gritándose e insultándose entre sí. ¿Y por qué? Por política. Por la sucia y mezquina política.
Eso me ha llevado a pensar -y mira lo lejos que he llegado- que el mayor mérito de Chávez es haber logrado que extrañaramos la cuarta República. Porque -mal que bien- en ese entonces ser adeco o copeyano no era un insulto, como lo es ahora ser chavista o escuálido. Ondear una bandera verde o blanca era tan normal como apoyar al Caracas o a Los Navegantes del Magallanes. Simplemente era ser diferente. Y eso, en un país democrático, era respetar las divergencias.
Ante eso, me he preguntado una y mil veces: ¿qué hacemos? ¿Ayunamos? ¿Emigramos? Usamos el desgatado plan B -que ya casi es Z- ¿!¿Por qué, coño?!? Ya estoy cansada de despedir a mis amigos. No soporto cada vez que debo borrar el teléfono de alguien y conformarme con su email. No aguanto tener que ver a mi familia desmembrada por la ausencia de una hermana que también salió despavorida del "peo país".
Quiero pensar con el optimismo que le escuchara alguna vez a Luis Vicente León cuando le preguntaron cuál era su plan B y él respondió: "echarle bolas al plan A". Pero hoy, cuando son las 3 de la mañana y no puedo dormir por la indignación que siento por la injusticia que se comente con Richard Blanco, no logro pensar así.
Hoy más que nunca siento que PRESOS SOMOS TODOS. Presos del odio, presos del abuso de poder, presos de la corrupción, presos de la indignación, presos de la injusticia, presos del rensentimiento, presos de nuestra falta de civismo, de nuestra poca moral, presos de la maldita revolución...
Y lo más lamentable es que, al parecer, 10 años de prisión no han sido suficiente. Aún hoy los dirigentes de la oposición discuten sobre la UNIDAD. Todavía no se ponen de acuerdo de cómo deben ir a las elecciones parlamentarias. A estas alturas, los directivos de los canales de televisión siguen postulando a sus candidatos, como si ese fuera su trabajo. Por lo visto, 10 años de prisión no han sido suficiente. Ojala que no nos sentencien a cadena perpetua.
Mirelis Morales Tovar
Ilustración tomada de internet

jueves, 19 de noviembre de 2009

Cosas de las que se puede divagar en esta ciudad...


Carta abierta a Cabrujas

Coño, José Ignacio tenías razón… Han pasado casi 20 años desde que aceptaste escribir para El Diario de Caracas y todavía tus textos tienen vigencia. Qué bárbaro. Confieso que tu visión de país la encontré tarde –muy tarde, para ser más sincera- Pero eso ha sido lo más maravilloso. Descubrir que -aún hoy- tus notas responden a los mismos problemas. Mal por este país, claro está, que en dos décadas no ha evolucionado. Bien, por ti. No sé si por visionario, o como quieran calificar ese don. Igual, bien por ti.
Te leo. Y en cada página me consigo a un personaje conocido. Qué familiar, por ejemplo, se me hizo el delirio del populista. Aquel diálogo maravilloso que recreaste entre el presidente Pérez y su entonces ministro Miguel Rodríguez: “¡Voy a congelar los productos de la cesta básica hasta volverlos hielito! (coño, que genialidad, Cabrujas) ¡Aquí la leche se va a vender en cubitos de puro congelamiento! ¡Voy a ampliar la cesta básica a seiscientos productos, incluida la carne de langosta y el paté! ¡Voy a revaluar el bolívar a cuatro veinticinco! ¡Voy a obligar por decreto que cada vaina que se produzca en este país tenga al lado del precio una barrita de plomo, para que no flote!¡No quiero flotación de los precios, Rodríguez! ¡Quiero un hundimiento general de precios! ¡Un Titanic de precios!”. Morí de risas al leer este fragmento. Es que se me hizo tan conocido... debe ser un problema de la silla de Miraflores, por lo visto.
Qué cercano se me hizo también tu cuento de El Poste. Más aún en esta época de racionamiento eléctrico en la que vivimos. De locos, no. Como ves "El país según Cabrujas" no ha cambiado en nada. Claro, salvando algunas diferencias... Ya no hablamos, por ejemplo, de la Compañía Anónima La Electricidad de Caracas, sino de la Corporación Eléctrica Nacional. Y pequeñeces como esas. Pero el padecimiento es el mismo.
"En mi larga experiencia como suscriptor de la Compañía de luz eléctrica, he sufrido avatares diversos: interrupciones del flujo, sobrecargas del flujo, disminuciones del flujo, amaneramientos del flujo, inconstancias del flujo y hasta traiciones del flujo. Pero esto del flujo parcial, realmente nunca me había sucedido.
"Fue así como se me ocurrió llamar al 662-22-22, que es el teléfono de la sección de reclamos de la Compañía Anónima La Electricidad de Caracas, también conocida como SAICA-SACA, siglas que jamás he logrado entender, pero que figuran en la parte superior del recibito. Allí, la mayor parte de las veces, atiende Belkys Chacín (...)
"Pero esta vez no estaba Belkys, sino una telefonista de esas que mascan caramelitos de leche y empegostan las eses para acentuar la jerarquía. De entrada me sentí desamparado, comoOrfeo, cuando le pide permiso a Caronte para atravesar el riíto, porque la escuche decir: -Servicio de Atención al Público, buenos días- y no le creí ni Servicio, ni Atención, ni buenos días, Público, si, y como se dice, de vaina". Bravo, bravo por tí, Cabrujas. Lástima por este país que no ha cambiado en nada
Mirelis Morales Tovar
Ilustración tomada de Relectura.org

Las cosas que hay que padecer en esta ciudad...


Al hacer el viaje La Rinconada-El Valle se observan los adelantos de las tres estaciones nuevas

Línea 3 del metro se inaugurará
con casi año y medio de retraso



Se trabaja de forma acelerada. Tanto que cualquiera pensaría que se está en año electoral. Pero no, el Metro de Caracas le puso el acelerador a las obras de las tres estaciones de la Línea 3 (Jardines, Coche y Mercado), porque tiene el compromiso de entregarlas a más tardar en diciembre y están contrarreloj.
Igual de poco servirá correr a última hora, pues a esta altura dichas obras presentan un atraso de casi año y medio, según lo afirman fuentes del Metro. "Tal es el retraso que los trenes que estaban destinados para ese pedazo están rodando en otras líneas", afirmó un trabajador del Metro, quien prefirió reservar su nombre. "Y ya cuatro de ellos están fuera de garantía. Lo que te da una idea de la demora".
Tarde o no, las estaciones finalmente están casi lista. Basta montarse en La Rinconada y ver a través de los vidrios del tren con dirección El Valle que los obreros finiquitan detalles. Ya las baldosas de colores están instaladas, las escaleras mecánicas y las señalizaciones. Sin embargo, las obras civiles (a nivel de calle) están crudas.
En la parte externa aún se realiza la instalación de servicios, reparación de brocales y el cierre de las aberturas en las calles para su posterior repavimentación. Aparte, ahora es cuando se inició la recuperación de las fachadas de los edificios aledaños que fueron afectadas por el movimiento de tierra.
Un detalle que no podrá ser resuelto para el momento de la inauguración será lo relacionado a la autonomía de energía de tracción, lo que significa que el nuevo tramo seguirá dependiendo de la Línea 1. Y ese problema no se resolverá hasta diciembre de 2010, tal como se reseña en el informe que elaboró el área de Operación y Mantenimiento con fecha julio de 2009.
De todos modos, la inauguración de las estaciones Los Jardines, Mercado y Coche redundará en beneficios para cerca de 260 mil personas. Así lo informó Víctor Matute, presidente del Metro de Caracas, quien aseguró a través de la página web de la empresa que la puesta en funcionamiento del tramo intermedio de la Línea 3 ayudará a disminuir la concentración de pasajeros en las estaciones terminales. Aparte, el trayecto ahora se hará de manera continua sin la transferencia en El Valle, lo que supondrá una disminución en los tiempos de viaje. Asimismo, se conoció que al iniciarse el servicio comercial en las tres estaciones se pondrán en funcionamiento las dos vías y se sumarán unos cinco trenes al andén, lo que ayudará a reducir los tiempos de espera que actualmente ascienden a 12 minutos. Claro, eso en teoría.
Vale mencionar que esta segunda fase de la Línea 3 supone la culminación de 5,9 kilómetros desde El Valle hasta La Rinconada que se incorporan a la red del Metro. Aun así, el balance para el Gobierno sigue siendo negativo, pues en una década apenas ha inaugurado 20 kilómetros de vías. A estas alturas le queda pendiente el Metrocable de San Agustín que supuestamente debería inaugurar en diciembre, 3 kilómetros adicionales del Metro Los Teques, la Línea 5, el Metrocable de Mariches y el Cabletren de Petare.
Mirelis Morales Tovar
Texto escrito para el Diairo EL UNIVERSAL
Publicado el jueves 19 de noviembre de 2009
Foto: Gustavo Bandres

Las cosas que hay que padecer en esta ciudad...


De nada sirvió el malestar que generó el transbordo en Metrobus

Mejoras en la Línea 1 del metro
se retrasan por obras mal hechas


El Metro de Caracas parece no haber dicho la verdad. La directiva de la empresa había asegurado que las tres restricciones del servicio que se han realizado este año (Semana Santa, 24 de julio y 12 de octubre) forman parte del proyecto de rehabilitación de la Línea 1 y que, por ende, las molestias causadas repercutirían en beneficios para el sistema. Sin embargo, todo indica que no es así.
Fuentes del Metro afirman que los trabajos de remoción de losas de concreto que se realizaron en el tramo Chacao-Chacaíto no son más que "vulgares reparaciones" por una falla estructural que existe en ese sector, producto de las aguas subterráneas. Lo que da a entender que la rehabilitación de la Línea 1 no ha comenzado.
"La gente que viaja entre Chacaíto y Chacao no lo hace ahora a más velocidad", comentó un empleado del Metro, quien prefirió reservar su nombre. "Esas reparaciones no significaron una mejora en el comportamiento del sistema ni una modernización ni una rehabilitación. El tren sigue viajando a los mismos 80 kilómetros y continúa entrando la misma gente".
Pero más allá de ese detalle nominal, el tema es que los trabajos no resolvieron la causa del problema. De allí que lógicamente las tres restricciones de servicio se hicieron siempre en el mismo sector Chacaíto-Chacao a fin de resolver el entuerto. "Lo que se hizo fue quitar concreto y poner concreto nuevo, pero las fallas que ocasiona el agua están intactas", comentó el trabajador. "Se reparó el efecto y no la causa que está socavando el concreto. Incluso, actualmente hay más de 50 reservas (detalles que quedan mal después de haber sido reparadas) entre Chacao y Chacaíto por donde sigue saliendo agua".
Y así lo corrobora el informe que elaboró el área de Operación y Mantenimiento en julio de 2009: "las intervenciones realizadas a la fecha y que tienen que ver con los denominados trabajos de alto impacto (...) relativos a la demolición y reconstrucción de losas de concreto en la vía férrea realizados en Semana Santa de abril de 2009 arrojaron malos resultados, al punto de que en el fin de semana del 24 de julio se harán las respectivas y exigidas reparaciones".
Ello evidentemente ha supuesto un retraso en el cronograma de reparaciones que debían ejecutarse. A la fecha ya tenían que haber estado listos los tramos Chacaíto-Chacao, Chacao-Altamira y Caño Amarillo-Capitolio. De manera que pudiese cerrarse el año con el tramo Palo Verde. Pero por lo visto no podrá ser así.
En consecuencia, el Metro de Caracas deberá evaluar lo ocurrido en virtud del reto que supondrá el proyecto de rehabilitación de la Línea 1, que será realizado bajo un esquema no experimentado hasta la fecha, pues tendrán que ejecutarse los trabajos con el sistema en funcionamiento. Una vez que se inicie, éste supondrá la sustitución de la flota de trenes (48); el cambio de pilotaje automático; modernización del patio de Propatria; suministro de repuestos y rehabilitación tecnológica, entre otros.
Mirelis Morales Tovar
Texto excrito para EL UNIVERSAL
Publicado el miércoles 18 de noviembre
Foto: Kisai Mendoza

Las cosas que hay que padecer en esta ciudad...


230 motores reposan en los patios del Metro en espera de reparación


Trenes del metro presentan
una falla cada nueve horas


El Metro de Caracas no da más. El sistema subterráneo está próximo a alcanzar los treinta años de vida útil o el equivalente a tres millones de kilómetros recorridos. Y es tal el estado en que se encuentra por los problemas de mantenimiento que el tiempo medio entre fallas (Tmef) ronda de 8 a 9 horas.
Fuentes del Metro de Caracas aseguran que cuando el sistema subterráneo inició actividades comerciales en enero de 1983 el tiempo medio entre fallas (Tmef) era de 32 horas. Ese margen garantizaba que los trenes operaran sin problema durante dos jornadas operativas de 17 horas y un poco más.
"Tener un sistema que opera con un tiempo medio de fallas inferior al tiempo de servicio supone un problema, pues cuando uno de esos trenes falla en medio de la jornada todo el sistema por ende se retrasa", afirmó un empleado del Metro, quien prefirió no revelar su nombre. "Los trenes de nueva generación están por el orden de 100 horas. Por tanto, estos trenes han perdido 10 veces su desempeño".
Al 30 de abril de 2009, el informe sobre la situación del sistema Metro que elaboró el área de Operación y Mantenimiento reveló que el parámetro de calidad en la Línea 1 y en la Línea 2 no se ha logrado mantener, motivado "a fallas relacionadas con rieles rotos" en horario comercial y al incremento "de fallas tipo falsa ocupación" (señalización) en los diferentes sectores del sistema.
De acuerdo con otro informe del área de Operaciones y Mantenimiento, del mes de julio de 2009, la flota de trenes de la Línea 1 está amenazada principalmente por problemas en la sustitución del sistema conocido como "bogui motorizado" (medio de locomoción de los trenes que supone tracción y frenado). "(Éstos) alcanzaron su vida útil y están presentando severos daños estructurales a nivel de los semichasis y las traviesas, que ameritarían el retiro del servicio por afectación a la seguridad y, en consecuencia, al riesgo de descarrilamiento".
El informe apunta que para julio de 2009 se disponía de 230 motores a la espera de reparación a un costo de 12 millones dólares. Si se calcula que cada vagón tiene dos boguis y cada bogui dispone de dos motores al menos en la Línea 1, ello supondría que si se juntaran todos los motores dañados entonces 8,20 trenes estarían inmovilizados por esa causa. "
El sistema, actualmente, no está operando con 49 trenes como en sus inicios. Hay 9 trenes que están inmovilizados fijos, entre ellos se cuentan los que estuvieron involucrados en la colisión del 30 de julio de 2007. Los que quedan están saliendo como están. Salen trenes liberados con fallas. Pero eso es normal. Siempre ha pasado. El problema es el tipo de fallas con el que están saliendo y la disminución del tiempo entre fallas".
A estas alturas, lo más inmediato que debería atenderse -según fuentes del Metro- sería el problema de los motores, pues ello implica inmovilización a corto plazo. Pero no a través de un mantenimiento preventivo sino más bien correctivo y que esas mejoras involucren a los elementos asociados conocidos por sus siglas BLTF (Bloque Lógico Tracción Frenado). Ello no sólo porque en un mediano plazo vendrá la incorporación a la red del Metro de Caracas de los sistemas suburbanos (Línea 2 de Los Teques, Guarenas-Guatire), que supondrá una saturación de la Línea 1, sino también porque de seguirse prolongando la reparación los trenes quedarán inmovilizados antes de que lleguen los nuevos.

Mirelis Morales Tovar
Texto escrito para el Diario EL UNIVERSAL
Publicado el martes 17 de noviembre de 2009
Foto: cortesía

martes, 10 de noviembre de 2009

Las cosas interesantes que escucho en esta ciudad...




Jorge Volpi y el terror de la ciudad
Los venezolanos tenemos miedo. Pero también los mexicanos, los colombianos y hasta los estadounidenses. “Somos sobrevivientes cotidianos de los miedos más hostiles, en un ambiente de tensión”, diría el escritor mexicano Jorge Volpi. “Desde los hechos del 11 de septiembre, vivimos en la sociedad del miedo. Existe la sensación de estar siempre en peligro. Y es paradójico, porque en ningún otro siglo la vida ha sido tan segura”.
A su juicio, las ciudades se han transformado en función del miedo. Las plazas, por ejemplo, quedaron relegadas a los más pobres. Los centros comerciales se han vuelto el nuevo espacio público para la clase media y alta (Y eso como le molesta a la Faría,no?) “El centro comercial es el espacio del paseo, del entretenimiento, del consumo. Y ahora también de la cultura. ¿Por qué? Por la transformación de las ciudades producto del miedo”.
Las ciudades fueron hechas para los coches. Y ahora sentimos miedo de quedarnos atrapados en nuestro propio carro. El asunto es que caminar se ha vuelto una proeza, por las distancias, por el riesgo y por el temor de ser arrollados. Pero también sentimos miedo del transporte público, de los taxis y del Metro. Los taxis, por ejemplo, se han convertido en herramienta de los secuestros. “Los taxis existen, pero sabemos que no los debemos tomar”, comentó.
Sentimos miedo del crimen, del secuestro, de las nuevas bandas. Nos recorre una sensación constante de peligro. De que nos van a matar a la vuelta de la esquina. Pero también tenemos miedo de los cuerpos de seguridad, pues sabemos que forman parte del delito.
Tenemos la sensación de estar abandonados por todos. No creemos en los políticos, no creemos en los jueces… Sentimos desconfianza, asco…Tenemos la creencia de que los políticos no sirven para nada, que son corruptos. “Terror a los políticos y a los jueces es lo que sentimos”. Vivimos, entonces, una profunda sensación de soledad, de abandono. “Una soledad cívica que se une a la soledad propia de las grandes ciudades”, acotó.
“¿Pero cómo sobrevivimos?”, se preguntó. La Teoría Evolutiva, se aplica en este caso. Los que se adaptan mejor a los medios hostiles serán los que van a sobrevivir. “¿Pero por qué tenemos que adaptarnos a vivir así? ¿Estamos condenamos?” volvió a preguntarse.
En opinión de Volpi, necesitamos espacios mínimos de convivencia. Medios de transporte que permitan un tránsito mejor; políticos que acentúan la igualdad; democracias que limiten el poder de los gobernantes; transformar la manera en que son educados los ciudadanos y orientar la educación a la solidaridad, a la auténtica educación cívica. “Medellín es un ejemplo de que no todo es para mal en Latinoamérica”.

Mirelis Morales Tovar

Ponencia ofrecida el jueves 5 de noviembre. Fundación para la Cultura Urbana.

miércoles, 4 de noviembre de 2009

Las cosas que hay que reflexionar en esta ciudad...

País de autoyuda


Creo que tenemos una necesidad imperiosa de aferrarnos a algo o alguien, para no sentir tanto desaliento de vivir en este país. Creo que por eso la gente sintió como suyo el “logro” de la doble corona del Miss Universo. O se enorgullece de más por el éxito de Gustavo Dudamel o, incluso, por los alcances de la Vinotinto. Es quizás la sensación –efímera, por demás- de sentir “coño, no todo es tan malo”. De aferrarnos a algo positivo. Para decir: bueno… vivimos en el país más inseguro de Latinoamérica, pero al menos tenemos dos coronas seguidas del Miss Universo, llegamos al mundial sub20 y tenemos a Gustavo Dudamel. No todo puede ser tan malo.
Y en eso estoy de acuerdo. En Venezuela no todo es tan malo. El asunto es que más allá de buscar en “otros” lo bueno, deberíamos más bien hurgar en nosotros mismos. Pues con frecuencia nos olvidamos que formamos parte de este país y que, ende, también somos parte del problema. Si este país es una “mierda”, es porque nosotros –de una u otra manera- también lo somos. (ojo, no pretendo ofender a nadie).
Sé que es difícil que en este momento de desesperanza, nos revisemos a nosotros mismos. Pero si seguimos echándole la culpa a los demás, seguiremos siendo una cagada de país. Y más que buscar candidatos unitarios, mejor roguemos que llegué un superhéroe para que nos saque de esta “mierda”.

Mirelis Morales Tovar
Nota: Pido excusas por las palabrotas. Pero no consigue otras para expresar lo que siento.

Nota2: Acompañé esta nota con un video de autoyuda que, de pronto, le puede servir a algunos de ustedes. Así como a mí.

lunes, 2 de noviembre de 2009

Las cosas que generan nostalgia en esta ciudad...

Sólo un momento de nostalgia. De lo que fue esta ciudad...

Mirelis Morales Tovar

viernes, 30 de octubre de 2009

Las cosas que hay que reflexionar en esta ciudad...




¿Sufrimos desesperanza aprendida?


No pretendo caer en autoyuda. Y menos dármelas de psicóloga, porque de eso no sé nada. Sólo quería compartir con ustedes la información que conseguido sobre un término que creo que encaja perfectamente con lo que algunos sentimos en este momento. Me refiero a eso que los expertos llaman: "desesperanza aprendida" y que salió a relucir en un conversación con mi amigo Eugenio Martínez, cuando le comentaba lo desanimada que me sentía por la avalancha de noticias negativas que se lee en los periódicos y que me hace pensar que este país no tiene salida.

Pues bien, leyéndo entendí por qué me hizo mención a ese término. La “desesperanza aprendida”, según escribe Renny Yagosesky en su site http://www.laexcelencia.com/, es un estado de pérdida de la motivación, de la esperanza de alcanzar los sueños, una renuncia a toda posibilidad de que las cosas salgan bien, se resuelvan o mejoren.

La desesperanza -continúa Yagosesky- es considerada un pesar, una enfermedad, una maldición de gran potencia limitante. El filósofo Nietzsche, la consideraba “la enfermedad del alma moderna”. Puede decirse que es un estado en el que se ven debilitados o extinguidos, el amor, la confianza, el entusiasmo, la alegría y la fe. Es una especie de frustración e impotencia, en el que se suele pensar que no es posible por ninguna vía lograr una meta, o remediar alguna situación que se estima negativa. Es una manera de considerarse a la vez: atrapado, agobiado e inerme.

Desesperanza -prosigue- no es ni decepción ni desesperación. La decepción es la percepción de una expectativa defraudada, la desesperación es la pérdida de la paciencia y de la paz, un estado ansioso, angustiante que hace al futuro una posibilidad atemorizante. La desesperanza, por su parte, es la percepción de una imposibilidad de logro, la idea de que no hay nada que hacer, ni ahora, ni nunca, lo que plantea una resignación forzada y el abandono de la ambición y del sueño. Y es justamente ese sentido absolutista, lo que le hace aparecer como un estado perjudicial y nefasto.

Para superar la Desesperanza aprendida, el autor asegura que es necesario:
*Comprender que se trata de una percepción y no de una realidad.
*Asumir que todo pasa y que cada día es nuevo, y está lleno de posibilidades y potencialidades.
*Buscar formas creativas de abordar la situación valorada como amenaza.
*Apoyarse en personas que tengan otros recursos que usted no posea.
Reevaluar o reconceptualizar la situación en busca de ángulos positivos.
*Aceptar, adaptarse y esperar un mejor momento para actuar, si considera que realmente nada puede cambiarse aquí y ahora.
*Centrarse en los recursos, dones y talentos, en vez de enfocarse en el problema o en sus posibles consecuencias negativas.
*Buscar en su experiencia conductas que le hayan servido para superar situaciones similares.
*Segmentar la acción. No se enrede. Defina una estrategia y dé un paso a la vez para salir del atolladero.

Lo más importante aquí, recomienda Yagosesky , es que comprenda que la gran mayoría de las veces, salvo en casos extremos de catástrofes naturales o eventos críticos inesperados, lo que vemos como “problema” es en realidad una idea mental que se genera cuando evaluamos una situación en razón de nuestras posibilidades de resolverlo. No es algo que está allá. No es algo que está allá “afuera”, y sobre lo cual no tenemos influencia alguna. Reflexione sobre esto, tome precauciones y viva lo mejor que le sea posible.

Texto tomado de http://www.excelencia.com/

Ilustración Rayma. Tomado de El Universal


martes, 27 de octubre de 2009

Las cosas que hay que reflexionar en esta ciudad...





Caracas tiene muy pocos dolientes

El comportamiento del ciudadano
dificulta la labor de mejorar la urbe


Caracas tiene un enemigo. O mejor dicho, 3,6 millones de personas adversas viviendo en su territorio. Y es que el caraqueño, aunque duela decirlo, se ha convertido en el peor amigo de la capital, a causa de su maltrecha identidad y de su poco sentido de pertenencia.
En ese saco no sólo entran quienes echan la basura, con la excusa de que la ciudad carece de papeleras. O quienes irrespetan las señales de tránsito, sin importar que su infracción cause mayor congestionamiento. También se incluye a quienes son incapaces de decir buenos días al entrar a un ascensor o dar las gracias a cualquiera que le ofrezca un buen servicio.
La ausencia de esas reglas mínimas de convivencia, que constituyen lo que se conoce como cultura ciudadana, conducen al irrespeto del patrimonio común, al desconocimiento de los derechos del otro y a una inexistente participación.
"El caraqueño adora su ciudad moderna, pero no se comporta como esa modernidad le exige", opina el sociólogo Juan Manuel Trak. "No respeta la convivencia ciudadana, gusta de apropiarse de los espacios públicos y de irrespetar al otro, lo que lo convierte en un enemigo de la ciudad".
A juicio del sociólogo Amalio Belmonte, la identidad del caraqueño está tan poco arraigada, que le resulta difícil apelar a ella al momento de defenderla. "Esa ambigüedad explica por qué somos tan poco cuidadosos con el entorno o por qué somos tan agresivos con el otro. Es así como podría decirse que en nosotros hay una especie de masoquismo de hacer de Caracas un lugar poco vivible".
Ahora bien, sería un error asegurar que todos los caraqueños son indiferentes a los problemas de la ciudad. Algunos pueden tener conciencia de aquello que no deben hacer, pero a veces la condiciones de la capital no favorece a que sean buenos ciudadanos.
"El comportamiento cívico requiere educación, pero además condiciones en la ciudad que lo favorezcan", comentó el sociólogo Roberto Briceño León. "Hay que considerar que los caraqueños también se siente maltratados por la ciudad, por el tráfico, por la inseguridad, por los malos servicios. Lo que muchas veces genera respuestas violentas por parte de los caraqueños".
Esa visión da a entender que el reto de transformar a Caracas no depende exclusivamente de los gobiernos ni aisladamente de los ciudadanos. Sino más bien de una responsabilidad compartida. "La transformación depende de cambios administrativos, físicos y ciudadanos", explica Ricardo Montezuma, director de la Fundación Ciudad Humana de Bogotá. "¿Por qué? Porque la ciudad es la gente. Por tanto, la calidad de la ciudad dependerá de cuán exigente sea el ciudadano".
La experiencia que se vivió en Bogotá, durante la gestión del alcalde Antanas Mockus, sirvió para demostrar que los cambios de una ciudad no pueden excluir a sus habitantes, pues ellos deben fungir como corresponsables de lo que pasa en su entorno y como agente corrector del comportamiento de los demás, a través de la sanción moral.
Ese principio de responsabilidad ciudadana se puso en práctica con la entrega de 350 mil tarjetas ciudadanas, las cuales funcionaron como instrumento de regulación. "Los automovilistas lo usaron mucho", afirmó Montezuma. "Con la tarjeta blanca, demostraban su aprobación. Y con la roja, su desaprobación. Ello sirvió para reducir las colas y la violencia en el tráfico".
Otros ejemplos existen en Latinoamérica, lo que demuestra que Caracas también puede mejorar. "Hay que pensar que la capital es una potencialidad", afirmó Briceño. "A veces acentuamos los aspectos negativos y no los positivos, como su clima, su verdor, El Ávila, su gastronomía, su multiplicidad cultural y la amabilidad de su gente".
Mirelis Morales Tovar
Texto excrito para el Diario El Univesal
publicado el 26 de julio de 2008
Foto tomada de Tal Cual Digital

sábado, 24 de octubre de 2009

Las cosas vergonzosas que hay que ver en esta ciudad...



¿Por qué somos tan cochinos?

Ese refrán que dice que los trapos sucios se lavan en casa, debería aplicarse a otros ámbitos que no sean exclusivamente los maritales. Y es que no sólo los problemas conyugales o familiares deben resolverse en la intimidad, también los personales. Y cuando hablo de los personales me refiero a las cosas más íntimas como el tema del aseo o las necesidades fisiológicas.

Yo no puedo entender por qué algunos venezolanos tienen la asquerosa mala maña de "mear" en cualquier esquina, de sacarse las espinillas en la playa, de hurgarse la nariz en la cola o sacarse los pelos de la barbilla en el vagón del Metro. Ya suficiente con tenerle que ver las "tetas" o los hilos dentales a las mujeres sin pudor, para además tener que calarse eso.

Es como una necesidad de decirle a la gente: Miren, soy un cochino. No sólo en privado, sino también en público!!!! No me quiero imaginar qué otras cosas tendremos que ver si en efecto nos obligan a bañarnos en 3 minutos...


Mirelis Morales Tovar
Twitter: mi_mo_to


Foto: Venancio Alcázares/ Diario El Universal
Foto 2: Carlos "Caque" Armas

martes, 20 de octubre de 2009

Las cosas que hay que ver en otras ciudades...



Ejemplos que nos da
el primer mundo...

Qué distintos somos de los franceses... Y no lo digo sólo por el idioma, sino por el respeto que ellos demuestran por los bienes comunes. Pongo un caso que me llamó mucho la atención: París tiene desperdigada, de tanto en tanto, bicicletas para rentar. Así como leyó. Los parisinos pagan un monto, toman su bicicleta y al llegar a su destino, la dejan en el estacionamiento más cercano. Nadie se la roba ni la dañan, pues ello les acarrearía una multa, claro ésta. Y en euros, que es peor.

Pero, igual. Cuando vi eso, de inmediato, pensé: ¿y si ese puesto de alquiler de bicicletas estuviera en Caracas? ¿Qué ocurriría? Ya lo sabemos, no... No duraría ni un minuto. Las hurtarían, les cambiarían el color, las revenderían en la esquina o las usarían con total descaro como si fueran de ellos. Así sería...



Hay que mencionar que nuestra práctica más cercana es el estacionamiento de bicicletas que aún sobrevive en la Plaza Francia de Altamira. Me parece un chiste ver esa estructura metálica, que alguien de la Alcaldía de Chacao colocó con la ilusión de que algún ciclista dejará allí estacionada su bici, tomara el Metro y luego volviera a recogerla para irse a su casa. Una verdadera utopía, no. Qué tristeza, que tristeza vivir en una ciudad así.


Ojalá algún día aprendamos de los franceses. O de cualquiera, que nos dé clases de ciudadanía.


Mirelis Morales Tovar

sábado, 10 de octubre de 2009

Las cosas que hay que padecer en esta ciudad...


Restricción del metro puso a
usuarios a cazar transporte

Mala logística y escasa información imperaron en primer día
El Metro de Caracas no aprendió de sus experiencias anteriores. Por lo visto, de poco sirvió la práctica que se ganó durante la restricción del servicio que se aplicó en Semana Santa y en el puente del 24 de julio, pues la jornada de ayer estuvo caracterizada por la improvisación y la escasa logística. ¿Consecuencia? Usuarios molestos, estaciones congestionadas y una ciudad colapsada.
A las 7:00 de la mañana, el caos de la estación Los Dos Caminos se había extendido por toda la avenida Francisco de Miranda. Incluso se conseguían vestigios por la avenida Rómulo Gallegos, donde algunos usuarios se apostaron a los lados de las aceras "a la caza" de una camioneta, taxi o mototaxis que los acercara a su destino.
"En el transbordo hay demasiada cola", comentó Jesús Serrano. "Por eso, preferí irme en camioneta, pero tengo más de 10 minutos esperando y todas pasan llenas", acotó. "Yo salí de mi casa más temprano porque sabía de la restricción, pero ésta vez es peor", agregó Marisela Hernández. "El volumen de usuarios no disminuyó como ellos esperaban y el operativo se volvió un caos", completó.
Los usuarios que provenían de la dirección Palo Verde se consiguieron a la salida de la estación Los Dos Caminos con escasos cuatro guardianes de seguridad del Metro de Caracas, que por más esfuerzos que hicieron no lograban controlar el volumen de usuarios y orientarles sobre dónde comenzaba la cola. Ello desató reclamos y quejas que el viento se llevó.
"Lo mandan a hacer una cola y no es esa", protestó Alonso Herrera. "Los de seguridad no saben nada y aquí afuera no hay señalización. Yo no estaba al tanto de este operativo, me enteré cuando nos apagaron la luz del vagón y nos mandaron a bajar. Creo que es preferible irse caminando", acotó.
El transbordo le tomó a algunos usuarios 50 minutos y a otros hasta más. Ya una vez en el Metrobús -entre empujones y caras largas- el trayecto por la avenida Francisco de Miranda a la estación Chacaíto les robó otros 40 minutos. De allí que quienes tenían intenciones de llegar temprano a su trabajo se quedaron con las ganas.
La situación en la estación Chacaíto no era muy distinta. La cola de usuarios serpenteaba la plaza Brión y una docena de motorizados se aprovechaba de la situación para ganarse BsF 30 por la carrera hasta Los Dos Caminos. Sin embargo, había mayor presencia de funcionarios del metro y unos cordones servían para poner un poco de orden a la cola.
Se conoció que unas 50 unidades de Metrobús se habilitaron ayer para realizar el transbordo entre Chacaíto y Los Dos Caminos. Sólo 15 más de las que se utilizó en las jornadas anteriores. Lo que evidentemente resultó insuficiente por tratarse de un día laboral.
Recuerde que los trabajos de rehabilitación de la Línea 1, que implican la remoción de 70 metros de losas de concreto entre Chacao-Chacaíto, continuarán hasta el lunes 12. Ya el martes se reanudará el servicio.

Mirelis Morales Tovar
Texto escrito para el Diario El Universal
Foto: Kisaí Mendoza

Versión oficial
La versión que da el Metro de Caracas es tan distinta, que me hace dudar si en realidad la periodista que escribió la nota institucional fue a la misma estación que yo. Y la suspicacia se profundiza aún más cuando noto que el trabajo está respaldado por fotos viejas del Archivo Fotográfico Metro. ¿Ellos cómo que creen que uno es gafo? ¿Qué uno no sufrió el caos que generó la restricción? Por lo menos, tengan la decencia de reconocer sus errores y de enmendarlos.

Usuarios satisfechos con el servicio de Metrobús
Y. Sánchez

“Me parece bien este operativo pues a pesar que se encuentran trabajando en la vía, habilitan unidades de Metrobús para que las personas se puedan seguir trasladando en el Metro de Caracas”.

J. Bermúdez. “Existe organización por parte del personal del Metro de Caracas durante este operativo especial”.

D. María“Estoy satisfecha con el procedimiento implementado por el Metro de Caracas para el traslado de los usuarios por vía superficial”


Fuente: http://www.metrodecaracas.com.ve/noticias/historial/octubre/reporte_mbus.html

miércoles, 7 de octubre de 2009

Las cosas vergonzosas que hay que ver en esta ciudad...

Sin comentario... Pobre ciudad

Las cosas que pasan en otras ciudades...

Pasajeros incendian tren en Río
exasperados por fallas en el servicio



RIO DE JANEIRO, 7 Oct 2009 (AFP) - Pasajeros incendiaron este miércoles vagones de un tren que sirve a la zona norte de Rio de Janeiro, exasperados por una falla en el servicio, según informó un director de operaciones de la compañía ferroviaria y mostraron imágenes del canal Globo.
Los pasajeros ocuparon luego las vías de tren en protesta por una falla que cortó el servicio.
Según la televisión, 11 personas fueron llevadas al hospital.
La policía militar desplegó unidades de efectivos antidisturbios y un helicóptero para intentar controlar la situación, mientras los bomberos trabajaban en el incendio, según las imágenes.
La interrupción del servicio en la zona de Baixada Fluminense (zona norte de Rio) ocurrió a las 07H40 locales (10H30 GMT), hora pico para el transporte ferrioviario, lo cual bloqueó otras líneas del servicio, explicó el director de operaciones ferroviarias Joao Gouveia al canal Globo, al tiempo que confirmó que el incendio fue provocado por pasajeros.
Unas 120.000 personas utilizan la línea cuyo trayecto fue bloqueado por los pasajeros, agregó.

lunes, 5 de octubre de 2009

Las cosas que hay que padecer en esta ciudad...




4 días con el Metro a medias
Restringirán el servicio subterráneo del 8 al 12 de octubre por mantenimiento

Un usuario prevenido vale por dos, según lo anuncia el Metro de Caracas. Así que si no quiere pasar más inconvenientes de los habituales, tome la previsión de usar un medio de transporte alternativo durante este fin de semana, pues el servicio subterráneo será restringido a partir del jueves a las 9:00 de la noche por trabajos de rehabilitación de la Línea 1.
Por tercera vez en lo que va de año, la empresa limitará el paso de trenes entre las estaciones Chacaíto y Los Dos Caminos, con el fin de realizar la sustitución de 60 metros de losas de concreto entre Chacaíto y Chacao.
De igual manera como se hizo durante el asueto de Semana Santa y 24 de julio, las paradas intermedias -Chacao, Altamira y Miranda- serán cubiertas por un servicio especial de Metrobús, que dispondrá de 40 unidades.
Sin embargo, hay que advertir que esta alternativa de puente superficial no estará disponible para el jueves a las 9 de la noche, sino que se activará a partir del viernes a las 5:30 de la mañana.
El Metro de Caracas confía que ello no representará ningún inconvenientes, pues, tal como lo explican en un comunicado de prensa, las estadísticas muestran que el número de usuarios que se desplaza después de las 9 p.m. podrá utilizar la Vía Única Temporal que funcionará entre Chacaíto y Los Dos Caminos.
Mirelis Morales Tovar
Texto escrito para el Diario El Universal

viernes, 2 de octubre de 2009

Las cosas infames que hay que ver en la ciudad...




Webs oficiales ofrecen
poca información útil al ciudadano
Entes del Gobierno no se valen de Internet para ofrecer un servicio público


Ocurre un apagón en alguna parte de la ciudad -algo ya habitual, por cierto- y quiere saber si el Metro de Caracas está funcionando en la zona no afectada, la vía menos factible de enterarse es por medio de la página web de la empresa http://www.metrodecaracas.com.ve/.

¿Por qué? Muy simple. Allí, no va a conseguir información útil que le permita tomar una decisión en un momento de contingencia, sino meros anuncios gubernamentales o notas con elevado contenido político que poca relevancia tienen para un usuario que requiere saber si puede tomar el subterráneo para ir a Chacaíto o mejor opta por montarse en autobús.

Durante agosto, se leyeron noticias como "personal Metro conoce verdadero fin de bases Yankees en Colombia" o "trabajadores del Metro manifestaron su apoyo a la Ley Orgánica de Educación". Y en septiembre se publicaron informaciones como "Torres gemelas cayeron por redes corruptas del imperio" o "trabajadores se sumaron al acto de recibimiento de Chávez". Y ni un ápice se mencionó de los efectos del sismo del 12 de septiembre sobre el sistema.

En la página web de la Electricidad de Caracas (ahora Corporación Eléctrica Nacional) no se anuncian de forma inmediata las causas de los apagones, sino que hay que esperar un día para enterarse sobre el restablecimiento del servicio, como si los bombillos no fueran suficiente indicativo.

Del resto, en el link www.corpoelec.gob.ve se pueden conseguir informaciones como "Corpoelec impulsa creación de patrullas socialistas en Lara"; "Fuerza laboral de Corpoelec repudia golpe militar en Honduras" o noticias sobre los logros personales del presidente de la empresa, Hipólito Izquierdo, como su ascenso a general de división del Ejército Nacional, que poca importancia tiene para el ciudadano común que quiere saber por qué se va la luz de su casa y cuándo se la van a reponer.

El sitio web de Hidrocapital (www.hidrocapital.com.ve) reserva un pequeño link en la parte superior derecha para publicar sus avisos importantes a la comunidad como el costo de los trámites relacionados con el servicio de agua y el tiempo de resolución. El resto de la página se utiliza para publicar que están formando 100 líderes comunitarios en gerencia social o la promesa de que más de 20 mil habitantes de El Junquito tendrán agua diariamente.

En cambio, la página web del Instituto Nacional de Transporte Terrestre (www.intt.gob.ve) resulta ser muy útil, porque contiene los recaudos que deben entregar los conductores para tramitar sus documentos o los del vehículos, en vez de estar cargada con noticias de Gobierno.

Sin embargo, en ocasiones como el miércoles 30 de septiembre que el personal de la sede de El Llanito decidió trabajar hasta las 11:00 a.m. para celebrar el Día de la Secretaria, no se encontró ni rastro en la web.



Mirelis Morales Tovar

Texto escrito para EL UNIVERSAL

jueves, 1 de octubre de 2009

Las cosas infames que hay que ver en esta ciudad...





El INTT se fue de rumba...
Casi podría escuchar a la funcionaria decir: "Ayyyy noooooo mi amoorrrrrr, véngase mañana porque hoy trabajamos hasta las 11 de la mañana . Nos vamos a celebrar el Día de la Secretaria". Así mismo. El miércoles 30 de septiembre la oficina del INTT en El Llanito decidió festejar el Día de la Secretaria por todo lo alto y dejar a los usuarios con los papeles en la mano.
Yo entendería la urgencia de la celebración si esa gente trabajara hasta las 6:00 de la tarde y no podían festejarlo después. NOOOOO. El personal del INTT labora hasta las 4:30 p.m. Entonces yo pregunto: ¿Acaso no podían celebrar el Día de la Secretaria a partir de las 5:00 de la tarde?
Ahora qué tenemos que esperar que cada vez que venga el Día del Árbol, el Día de la Bandera, el Día de San Benito y los 60 años de la Revolución China entonces los funcionarios del INTT se van a tomar más de cinco horas libres. Ojo, y de seguro esto pasa en las demás oficinas públicas. Pero a mí me tocó presenciar el "caradurismo" del INTT y por eso lo menciono.
Y ni crea que el INTT se tomó la molestia de anunciarlo por su página web para evitar que los usuarios perdieran el día. NOOOOO. ¿A quién le importa si esa señora o señor pidió su día de trabajo para hacer la diligencia? ¿A quién le interesa que ese señor o señora haya venido desde lejos y haya tenido que madrugar para llegar allí a encontrarse con esa noticia? A NADIE. Entiéndalo bien: El Día de la Secretaria está por encima del servicio público.
Mirelis Morales Tovar
Foto: Cheo Pacheco

viernes, 25 de septiembre de 2009

Las cosas que hay que ver en el Metro...





El Metro relanza campaña de normas del Buen Usuario

En un esfuerzo nada desdeñable, el Metro de Caracas lanzó una nueva campaña institucional denominada "Cumplir las normas del metro es facilito", con la que pretenden reforzar las reglas que más se infringen dentro del subterráneo. Que vale mencionar, son muchas.
La campaña se difundirá por medio de afiches en vagón, módulos lumínicos en estaciones, afiches en carteleras y en el hilo musical. Al menos, ello será una forma útil de ocupar los espacios que quedaron vacíos de publicidad luego que la gestión anterior decidiera rescindir el contrato a la empresa DLB Group que estaba a cargo de comercializarlos por considerar que se trataba de un monopolio. Y que ahora quedaron para mensajes proselitistas o para que los ociosos rayen con marcador.
En todo caso, yo me pregunto: ¿Servirá de algo esta campaña institucional? Frente a un usuario casi talibán que mete el pie para detener el cierre de las puertas, que escribe "pendejadas" en los asientos, que se mete a empujones como si ese fuera el último tren que va a pasar por el andén, que ha llegado al punto de romper los vidrios con patinetas por mero ocio o que salta el torniquete para no pagar unos míseros 500 bolívares viejos, será suficiente unos afiches en las carteleras para hacer cumplir las normas. ¿No ha bastado que por más de 20 años se hayan repetido los mismos mensajes para que la gente entienda?
A decir verdad, creo que hace falta más que avisos bonitos para que se retome la "Cultura Metro".
Mirelis Morales Tovar

viernes, 18 de septiembre de 2009

Las cosas curiosas que hay que ver en Caracas...

La Avenida Bolívar es afrodísiaca...


Cuenta que aprendió a conocer las propiedades medicinales de las plantas por la ayuda de un hindú que conoció durante el tiempo que vivió en la isla de Margarita. Y, al final, se dedicó por completo a preparar los brebajes, luego que un tiro le inmovilizara dos dedos de su mano derecha y le impidiera seguir con su oficio de electricista.
Así que, desde entonces, se puede ver a José Abelardo Pinto de lunes a viernes entre las 10 de la mañana y las 2 de la tarde, justo a un lado de las torres de Parque Central. Allí está con su carrito de supermercado y una docena de botellas de aspecto un tanto sospechoso, para quienes no están familiarizados con el ron de culebra, el borojo o el nony.



Si está presente durante una preparación, no se asuste cuándo escuche a José Abelardo sugerirle a sus clientes algunas mezclas: "¿Te le pongo flor de Jamaica, morir soñando, mamá Juana y jengibre?", pregunta, al tiempo que agarra con destreza una botella tras otra. Eso sí, los ingredientes más extravagantes, se los deja a los más osados: "¿huevo, ostra u ojo e' ganao?".
Lo bueno es que no faltan los chistes en medio de aquel ritual. Sobre todo, los de doble sentido cuando se trata de brebajes para repotenciar los dotes masculinos o la fertilidad femenina. Para esos casos, recomienda polvo de pescado del Caribe, que, según las malas lenguas, hace concebir hasta morochos.

Si son ciertas las propiedades curativas de las bebidas que prepara José Abelardo, no nos consta. Pero la fidelidad de alguno de sus clientes habla por sí sola. "Tengo 20 años viniendo por un problema en el estómago", cuenta José Noguera. "Todas las mañanas, me llevo mi preparado y me ha funcionado. Es un asunto de creencia".
"Al principio me daba desconfianza", confiesa César Leal. "Pero un día me atreví y ya tengo 3 años viniendo. Me ha prestado mucho en la salud y el cansancio", acotó. Haga la prueba, si quiere. No le garantizo que le guste, pero sí que se va a reír con las ocurrencias de este personaje, que suele recomendarle a sus clientes que conozcan Singapur. Vaya usted a saber por qué.
Mirelis Morales Tovar
Texto escrito para el Diario El Universal
Fotos: Cheo Pacheco

Las cosas que hay que ver en el Metro...



El "Buen Usuario Metro"
dejó de usar el subterráneo
Al menos 23 de las 38 normas del sistema
se violan a diario afectando el servicio


Ya no hay manera. Recordar una y otra vez las normas para el buen uso del Sistema Metro no es suficiente. Por más que el operador diga: "estimados usuarios manténganse alejados de la raya amarilla y recuerden que sólo deberán cruzarla cuando el tren se detenga y abra sus puertas", siempre sale alguien que hace caso omiso, como si ello le garantizara llegar primero.

Aquel mensaje de "dejar salir es entrar primero" queda maltrecho por los empujones de los desesperados que abordan los vagones en las horas picos, sin considerar que en pocos minutos otro tren llegará al andén. ¿Dónde quedó aquello de que no se podía entrar al subterráneo con paquetes ? ¿O qué no se podía comer dentro de los vagones para mantener la higiene? Eso por mencionar algo.

Y es que basta revisar las normas de uso del sistema para constatar que el "Buen Usuario Metro" dejó de utilizar en el subterráneo, pues de las 38 reglas -sin contar las tres normas generales- que rigen el servicio, al menos 23 son violadas a diario por los más de 1,6 millones de pasajeros que se trasladan en promedio los días laborales.

A pocos les importa obstaculizar el cierre de puertas. Nadie acata el llamado a circular por la derecha o sólo unos cuantos se toman la molestia de bajarle volumen a la música de sus celulares para evitar molestias. Ante tales abusos, algunos operadores han tenido que llamar la atención a viva voz "a la madre irresponsable" que dejó sentar a su hijo en el borde del andén o al "señor de la camisa negra" que saltó el torniquete. Pero la empresa lejos de reforzar los mensajes de buena conducta ha colmado los vagones de propaganda política. Y ello aunado a las fallas del sistema alejan al metro de ser la "gran solución para Caracas".
Mirelis Morales Tovar

Texto escrito para EL UNIVERSAL
Leyenda: En las horas pico no importa quién entra o quién sale. Aplican la supervivencia del más apto. Aquél que empuje con más fuerza será quien logre su cometido. En más de una ocasión usuarios han salido lesionados o perdido sus pertenencias en esa odisea (Gil Montaño)