jueves, 19 de noviembre de 2009

Las cosas que hay que padecer en esta ciudad...


De nada sirvió el malestar que generó el transbordo en Metrobus

Mejoras en la Línea 1 del metro
se retrasan por obras mal hechas


El Metro de Caracas parece no haber dicho la verdad. La directiva de la empresa había asegurado que las tres restricciones del servicio que se han realizado este año (Semana Santa, 24 de julio y 12 de octubre) forman parte del proyecto de rehabilitación de la Línea 1 y que, por ende, las molestias causadas repercutirían en beneficios para el sistema. Sin embargo, todo indica que no es así.
Fuentes del Metro afirman que los trabajos de remoción de losas de concreto que se realizaron en el tramo Chacao-Chacaíto no son más que "vulgares reparaciones" por una falla estructural que existe en ese sector, producto de las aguas subterráneas. Lo que da a entender que la rehabilitación de la Línea 1 no ha comenzado.
"La gente que viaja entre Chacaíto y Chacao no lo hace ahora a más velocidad", comentó un empleado del Metro, quien prefirió reservar su nombre. "Esas reparaciones no significaron una mejora en el comportamiento del sistema ni una modernización ni una rehabilitación. El tren sigue viajando a los mismos 80 kilómetros y continúa entrando la misma gente".
Pero más allá de ese detalle nominal, el tema es que los trabajos no resolvieron la causa del problema. De allí que lógicamente las tres restricciones de servicio se hicieron siempre en el mismo sector Chacaíto-Chacao a fin de resolver el entuerto. "Lo que se hizo fue quitar concreto y poner concreto nuevo, pero las fallas que ocasiona el agua están intactas", comentó el trabajador. "Se reparó el efecto y no la causa que está socavando el concreto. Incluso, actualmente hay más de 50 reservas (detalles que quedan mal después de haber sido reparadas) entre Chacao y Chacaíto por donde sigue saliendo agua".
Y así lo corrobora el informe que elaboró el área de Operación y Mantenimiento en julio de 2009: "las intervenciones realizadas a la fecha y que tienen que ver con los denominados trabajos de alto impacto (...) relativos a la demolición y reconstrucción de losas de concreto en la vía férrea realizados en Semana Santa de abril de 2009 arrojaron malos resultados, al punto de que en el fin de semana del 24 de julio se harán las respectivas y exigidas reparaciones".
Ello evidentemente ha supuesto un retraso en el cronograma de reparaciones que debían ejecutarse. A la fecha ya tenían que haber estado listos los tramos Chacaíto-Chacao, Chacao-Altamira y Caño Amarillo-Capitolio. De manera que pudiese cerrarse el año con el tramo Palo Verde. Pero por lo visto no podrá ser así.
En consecuencia, el Metro de Caracas deberá evaluar lo ocurrido en virtud del reto que supondrá el proyecto de rehabilitación de la Línea 1, que será realizado bajo un esquema no experimentado hasta la fecha, pues tendrán que ejecutarse los trabajos con el sistema en funcionamiento. Una vez que se inicie, éste supondrá la sustitución de la flota de trenes (48); el cambio de pilotaje automático; modernización del patio de Propatria; suministro de repuestos y rehabilitación tecnológica, entre otros.
Mirelis Morales Tovar
Texto excrito para EL UNIVERSAL
Publicado el miércoles 18 de noviembre
Foto: Kisai Mendoza

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada