lunes, 9 de diciembre de 2013

Las cosas que le dejó 2013 a Caracas





Las cosas que le dejó 2013 a Caracas


No fue un año fácil. Estamos claros. Demasiada crisis económica nos hizo relegar a un segundo plano el tema de la inseguridad. Y eso es bastante decir. Pero como no estamos para seguir dándonos golpes de pechos (pues, ya tenemos suficientes), hagamos un recuento de las cosas que trajo 2013 a Caracas.  Verán que no fue tan malo. O, que al menos, algo nos dejó. Más allá de quejas y pesares.



1. El regreso del Festival Vive La Danza. El año pasado no se supo nada del Festival Viva Nebrada (ahora Festival Vive La Danza). Aún cuando se dijo que sería bianual. Así que su reaparición fue una gran noticia. Sobre todo, porque regresó recargado. Con nuevas propuestas y con una apuesta más ambiciosa que incluyó talleres, cine foros, entre otros. El evento creció y se profesionalizó. ¡Bravo por eso!





2. Cine Jardín en la Hacienda La Vega. No sé por qué a nadie se le ocurrió antes, pero nunca es tarde para concretar la idea de combinar el cine en un espacio tan hermoso como la Hacienda La Vega. Esa maravilla que bautizaron con el nombre Cine Jardín se la debemos a María Alejandra Vera y su equipo, quienes a raíz de la receptividad que recibieron se motivaron a crear el Club de Lectura PasalaHoja y el Club de Corredores del Oeste. ¡Aplausos!


3. Los Jueves de Bulevar de La Carlota. Ya el paseo La Carlota estaba de lo más bonito luego de la recuperación. Y cada vez más interesante con la cantidad de propuestas gastronómicas. Así que crear los Jueves de Bulevar era el paso siguiente para consolidar a la zona como una alternativa cultural para los vecinos.  Cada quince días se instalan en el corredor un grupo de pequeños emprendedores con sus productos y la gente tiene opción de degustar o comprar sus creaciones. 



4. Casa de Las Primeras Letras.  Está ubicada entre las esquinas Veroes a Jesuitas, para quienes no la conocen. Allí funcionó la primera escuela de Caracas donde dictó clases el maestro Simón Rodríguez. Y este año, reabrió sus puertas completamente restaurada. Cuenta con un espacio de lectura, un café, un anfiteatro y salas para reuniones comunitarias. Vale la pena darse una  vuelta y conocerla. Fue una ganancia para esta ciudad. 


5.  Domingo Alternativos en Petare. De las mejores cosas que nos dejó este año. Una iniciativa que emprendió el equipo de Fundalamas y que se hace con un cariño inmenso para mostrarle a los caraqueños que Petare tiene lo suyo. El primer domingo de cada mes, se ofrece una programación cultural que incluye teatro, exposiciones, música y arquituors con la intención de enamorar a los visitantes del Casco Histórico. Entonces, qué… ¿se anotan para el próximo?




6. Los viernes del Teatro Nacional. No basta con recuperar un espacio. También es necesario diseñar una buena programación para atraer al público y animarlos –en este caso- a visitar el Centro de Caracas. Por eso celebro que Fundarte haya promovido la idea de los Viernes en El Nacional, que está llevando buenas bandas a este espacio tan emblemático que data de 1905. La cita es a las 7:00pm y la entrada tiene un costo de Bs 20. 



7. Las bicicletas ganan espacio. Tanta persistencia comenzó a dar sus frutos. Mal que bien, los ciclistas ganaron más espacio y eso vale la pena reconocerlo. La creación de la primera ciclovía (mal hecha y todo) es un paso. Y marca el inicio de una carrera larga por ir tomando más espacios. Se hicieron notar con la particular protesta de ciclistas al desnudo y cada vez son más los colectivos que promueven la circulación en dos ruedas. ¿Quién quita que algún día tengamos estaciones de renta de bicicletas? Soñar, no cuesta nada. 





8. Urbanimia. Estas chicas (Adriana y Stefany) han sido uno de mis mejores descubrimientos de este año. Conocer su trabajo y ser parte de sus recorridos por Caracas ha sido una gran experiencia. Ellas se han cargado de redescubrir la ciudad, curucutear sus historias y mostrarnos otra visión de Caracas en cada ruta que se inventan. Son divertidísimas, súper aplicadas y un ejemplo de que Caracas todavía tiene dolientes.  





9. ¿Qué se extrañó? Hatillarte fue el gran ausente de este año. Una pena enorme, pues constituye el único evento cultural importante que tiene el municipio El Hatillo. Pero razones personales no permitieron a los organizadores darle continuidad a este proyecto. Lástima que a la municipalidad ni le importó. Pero confiamos que 2014 lo traiga de vuelta y repotenciado. 


10. ¿Qué esperaría de 2014? La llegada de nuevas autoridades pinta un escenario esperanzador. Ideas frescas. Mucho ímpetu. Buenas intenciones. Caras nuevas (otras no tanto). Espíritu de cambio podría traer el año nuevo. Ante eso, sólo queda decir AMÉN.

La ñapa.
11. La recuperación del Cine Aquiles Nazoa (antiguo Cine Urdaneta). ¡Cómo se me va a pasar este detalle! El cambio que experimentó este espacio es del cielo a la tierra. Sus días sexys quedaron atrás para convertirse en un espacio de cine alternativo para la comunidad de San Juan.




Mirelis Morales Tovar
@mi_mo_to

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada