viernes, 18 de septiembre de 2009

Las cosas que hay que ver en el Metro...



El "Buen Usuario Metro"
dejó de usar el subterráneo
Al menos 23 de las 38 normas del sistema
se violan a diario afectando el servicio


Ya no hay manera. Recordar una y otra vez las normas para el buen uso del Sistema Metro no es suficiente. Por más que el operador diga: "estimados usuarios manténganse alejados de la raya amarilla y recuerden que sólo deberán cruzarla cuando el tren se detenga y abra sus puertas", siempre sale alguien que hace caso omiso, como si ello le garantizara llegar primero.

Aquel mensaje de "dejar salir es entrar primero" queda maltrecho por los empujones de los desesperados que abordan los vagones en las horas picos, sin considerar que en pocos minutos otro tren llegará al andén. ¿Dónde quedó aquello de que no se podía entrar al subterráneo con paquetes ? ¿O qué no se podía comer dentro de los vagones para mantener la higiene? Eso por mencionar algo.

Y es que basta revisar las normas de uso del sistema para constatar que el "Buen Usuario Metro" dejó de utilizar en el subterráneo, pues de las 38 reglas -sin contar las tres normas generales- que rigen el servicio, al menos 23 son violadas a diario por los más de 1,6 millones de pasajeros que se trasladan en promedio los días laborales.

A pocos les importa obstaculizar el cierre de puertas. Nadie acata el llamado a circular por la derecha o sólo unos cuantos se toman la molestia de bajarle volumen a la música de sus celulares para evitar molestias. Ante tales abusos, algunos operadores han tenido que llamar la atención a viva voz "a la madre irresponsable" que dejó sentar a su hijo en el borde del andén o al "señor de la camisa negra" que saltó el torniquete. Pero la empresa lejos de reforzar los mensajes de buena conducta ha colmado los vagones de propaganda política. Y ello aunado a las fallas del sistema alejan al metro de ser la "gran solución para Caracas".
Mirelis Morales Tovar

Texto escrito para EL UNIVERSAL
Leyenda: En las horas pico no importa quién entra o quién sale. Aplican la supervivencia del más apto. Aquél que empuje con más fuerza será quien logre su cometido. En más de una ocasión usuarios han salido lesionados o perdido sus pertenencias en esa odisea (Gil Montaño)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada